"Justicia, Verdad y Memoria"

Un monumento que señaliza el centro clandestino de detención que funcionó durante la última dictadura militar en la Base Naval Mar del Plata, fue inaugurado este lunes durante un acto encabezado por el subsecretario de Protección de Derechos Humanos de la Nación, Luis Alén. "Justicia, Verdad y Memoria", son las palabras talladas en la piedra de las tres columnas triangulares de casi tres metros de altura que componen la señalización, en cuya inauguración participó también la subsecretaria de Derechos Humanos bonaerense, Sara Derotier de Cobacho.
Al hablar, Alén dijo que los procesos y las investigaciones por las violaciones a los Derechos Humanos deben continuar "porque solamente el fin de la impunidad puede permitirnos avanzar hacia un futuro mejor".

"Tarde o temprano también los responsables civiles, como muchos militares han sido condenados, también serán sometidos a juicio, entre ellos el máximo responsable civil, quien fue su jefe, José Alfredo Martínez de Hoz", dijo Alén.

El funcionario manifestó que "queremos que se lo procese por los crímenes que él hizo cometer para implementar un régimen económico injusto".

También habló en el acto Dorotier de Cobacho, quien expresó que "no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos y seguimos la lucha".

Al pie de los monolitos, tallado en la piedra, en un rectángulo de varios metros de largo puede leerse: "Aquí funcionó el centro clandestino de detención 'Base Naval' durante la dictadura militar que asaltó los poderes del estado entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983".

Militantes de organismos de Derechos Humanos colocaron, en la reja de acceso a la Base, que permaneció cerrada, las fotografías de decenas de desaparecidos que estuvieron detenidos en ese lugar, y también las de los máximos responsables de ese organismo de la Armada durante la última dictadura militar.

El acto tuvo momentos muy emotivos cuando se recordaron a los más de 200 detenidos ilegales que pasaron por ese centro de detención marplatense y cuando se pidió "un minuto de aplausos en memoria de los 30 mil desaparecidos que dejó la dictadura".

El monumento se levanta junto al acceso principal de la Base Naval Mar del Plata, ubicada en la costa, entre Playa Grande y el Puerto local "para que la gente sepa, cuando pase por aquí, que aquí hubo un centro clandestino de detención", advirtieron los presentes.

ENTREGARON DOCUMENTACIÓN

La Comisión por la Memoria entregó documentación referida a 32 víctimas secuestradas en la Base Naval de Mar del Plata

La Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires entregó en el Juzgado Federal Nº 3 de Mar del Plata, un informe con valiosa documentación correspondiente al archivo de la Ex Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPBBA).

La doctora Elizabeth Rivas y la perito Claudia Bellingeri, se entrevistaron para ello con el Juez Pradas este lunes a las 11 30 horas.

En el marco de la causa Nº 4447 “Malugani, Juan Carlos-Homicidio calificado, se hizo entrega de un informe y documentación que corresponden al análisis de la información hallada en relación a 32 de las victimas que estuvieron secuestradas en la base Naval.

En algunos casos la documentación permite demostrar que las víctimas estuvieron detenidas en la Base Naval , confirmando así la existencia de este lugar como sitio de detención clandestina. Teniendo en cuenta que estos listados fueron confeccionados por el Servicio de Inteligencia Naval (SIN) cobran un valor de prueba irrefutable.

De la información analizada se destaca:

-En todos los casos la existencia de una o más fichas elaborada por la Dirección de Inteligencia, durante el periodo 1976 y 1893.

-La existencia de listados emitidos por los Servicios de Inteligencia, que prueban la persecución sufrida por la victimas.

Del mismo modo queda demostrada la existencia de la Comisaría 4ta como lugar de secuestro y tortura. Entre los legajos peritados se demuestra también la persecución sufrida por los familiares de las victimas. Uno de los expedientes corresponde al seguimiento realizado por la DIPBA sobre los familiares que se reunían en la Parroquia Santa Ana

También este lunes se hizo entrega de documentación probatoria correspondiente a la causa N° 703-“Alganaraz, Osvaldo Rodolfo”.

El requerimiento de información fue elaborado por el Fiscal Federal subrogante de Primera Instancia Nº 1 Dr. Claudio Rodolfo Kishimoto.

El informe que otorgó la Comisión por la Memoria prueba la detención ilegal de las tres víctimas mencionadas en esta causa y demuestra que fueron alojadas en la Comisaría 4ta. De Mar del Plata, por disposición de la Sub- Zona 15, bajo el Comando del Grupo de Artillería de Defensa Aérea, a cargo del Coronel Alberto Pedro Barda.

El tercer informe, en el marco de la causa 5364, “Av. Delito de acción pública”, corresponde a Hugo Reinaldo Penino y Cecilia Viñas de Penino.

Cómo se recordará, la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires tiene bajo su custodia el Archivo de la ex Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Este archivo fue abierto al público en el año 2003 y puesto al servicio de las causas judiciales que investigan el terrorismo de estado en la Argentina.

La Comisión es presidida por Adolfo Pérez Esquivel y el Fiscal Hugo Cañón y cuenta con dos miembros de la ciudad de Mar del Plata: Emilce Moler y Susana Méndez.

En declaraciones a 0223.com.ar, Moler dijo que la información otorgada está relacionada “con 32 víctimas secuestradas en la Base Naval de Mar del Plata, lo cual es muy importante porque una vez más se acredita que precisamente la Base funcionó como un centro clandestino de detención”.

“Esta documentación pertenece al archivo de la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires, y fue elaborada por la división de Inteligencia que funcionó durante la última dictadura militar y algunos años de la democracia”, explicó, y agregó que el material “fue recuperado y se utiliza cuando se llevan adelante juicios por delitos de lesa humanidad”.

“Es una evidencia absolutamente indubitable de que allí funcionó un centro de secuestros, torturas y demás hechos; y certifica cada denuncia que se había hecho con respecto a ese lugar”, concluyó.

Comentá la nota