La Justicia solicitó observadores de la OEA para octubre

La Cámara Nacional Electoral apoyó un pedido de la oposición; ahora debe definir el Gobierno
La Cámara Nacional Electoral pidió ayer, por primera vez, que una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) participe como "observadora" de los comicios en la Argentina.

Fue en respuesta a una presentación de dirigentes de la oposición encabezados por Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Gerardo Morales (UCR), que habían solicitado la misión para las elecciones de octubre próximo basados en las "irregularidades" detectadas en los últimos comicios. Sobre todo, en la constitución de las mesas y en la provisión de las boletas.

En su acordada de ayer, los camaristas Santiago Corcuera, Alberto Dalla Vía y Rodolfo Munné decidieron "dar curso a la solicitud", pero como el tribunal no tiene atribuciones para convocar a la OEA, le remitieron el pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores. Anoche, voceros de la Cancillería informaron a LA NACION que el ministro Jorge Taiana aún no había recibido la comunicación de la Cámara.

La oposición presiona ahora al Gobierno para que se cumpla lo dispuesto por la Justicia. "Esta acordada es una buena noticia -dijo ayer Carrió-, por lo tanto, Taiana, como hombre de derecho, tiene que hacer el pedido. Si no lo hace, es que el Gobierno prepara un fraude."

Si bien la Cámara dio el primer paso para invitar a los observadores, en su resolución de ayer sostuvo que "el sistema electoral argentino ha ganado confiabilidad y respeto por parte de los ciudadanos y un alto grado de consenso en la región".

Además, advirtió que los inconvenientes detectados en las elecciones pasadas "carecieron de entidad para afectar la validez del proceso electoral". No es la primera vez que se invita a expertos internacionales a presenciar elecciones en la Argentina, pero, hasta ahora, nunca vino una misión oficial de observadores de la OEA de las características que se prevén ahora. Sucede que esta vez podrían participar más de 100 expertos.

En 2003, participó de los comicios una misión técnica con especialistas electorales de diez países, que estuvieron en la Argentina del 23 al 28 de abril. Fue en el marco de un convenio de cooperación de la Cámara Electoral con otros tribunales de América.

Lo mismo ocurrió en las elecciones presidenciales de 2007, cuando vinieron expertos de nueve países. Ellos presentaron un informe que hizo referencia a la falta de autoridades de mesa y a la desaparición de boletas de algunos partidos.

Ese mismo año, la Cancillería invitó, además, a tres funcionarios de la OEA como veedores.

Según la Cámara Electoral, "la observación cumple hoy un rol trascendente en la evaluación de los comicios, en especial por parte de la comunidad internacional, promoviendo la confianza pública".

Sin ley

Si el Gobierno accede a convocar a la misión de la OEA, será necesario establecer qué alcance tendrá y qué facultades se dará a los invitados, algo que no está previsto por la ley argentina, que no contempla la figura del observador internacional.

"Habrán entonces de precisarse, con la participación que corresponda por parte de este Tribunal, los términos y alcances de la observación internacional que se impetra y las reglas que regirán, pues la actuación de terceros debe necesariamente adecuarse a las normas que regulan los procesos electorales nacionales", sostuvo la Cámara.

Los jueces advirtieron que si las actividades de los observadores son incompatibles con las leyes argentinas, "lejos de favorecer los objetivos que se pretenden asegurar, pueden derivar en circunstancias que entorpezcan el normal desenvolvimiento de los comicios".

Comentá la nota