La Justicia reabre una causa contra 17 dirigentes rurales

La Justicia reabre una causa contra 17 dirigentes rurales
Se los acusa de haberse sentado en la pista de un aeropuerto en Bolívar en 2008.
El juez federal de Azul, Juan José Comparato, imputó a 17 productores de la ciudad bonaerense de Bolívar por un incidente que protagonizaron hace más de un año, en pleno conflicto agropecuario, durante una visita del gobernador Daniel Scioli. Los chacareros, que en aquella oportunidad se sentaron sobre la pista y demoraron algunos minutos el avión del funcionario, denunciaron ayer ser víctimas de una "persecución política".

Los productores recibieron ayer una citación del juzgado federal de Azul con extrañeza, porque trece meses atrás la misma denuncia había sido desestimada por la fiscalía que intervino de oficio. "En aquel momento se dejó de lado el caso porque a lo sumo se nos podía acusar de resistencia a la autoridad. Ahora es un juez federal quien después de 15 meses reabre la causa", relató Fernando Alzueta, una de las caras visibles de aquella protesta. En diálogo con Clarín, el ruralista se mostró seguro de la existencia de "una mano negra".

El juez Comparato, que en marzo pasado también procesó a un grupo de productores de Azul a raíz de los cortes de la ruta 3, imputó a los "autoconvocados" de Bolívar en base al artículo 194 del Código Penal. Es decir, los acusa de "entorpecer las vías de circulación marítimas, aéreas y terrestres".

Alzueta no niega que hayan entorpecido la gira que el 12 de agosto de 2008 tenía planeada Scioli, quien viajó en avión hasta Bolívar para desde allí seguir hacia la localidad de Zalazar, donde tenía previsto inaugurar la denominada "ruta de los cereales".

Según el productor, cuando se enteraron de la presencia del mandatario, el grupo se aproximó al Aeródromo local con ánimo de elevarle un petitorio. Pero como Scioli no quiso recibirlos y la guardia policial les impidió el paso, se produjo un altercado que no pasó a mayores. Luego, los chacareros se sentaron en la pista de aterrizaje. "Pero el corte no duró más de 10 minutos", señaló Alzueta.

"Por la situación, la Policía hizo una investigación y la fiscalía de Bolívar actuó de oficio. Pero el caso se cerró enseguida", agregó el dirigente. Ayer, el Movimiento de Productores Autoconvocados se solidarizó con los productores imputados por Comparato. Y consideró que la reapertura de la causa en el fuero federal "se inscribe, sin lugar a dudas, en la permanente campaña de persecución" al agro.

Los productores acusados, todos socios de la Rural de Bolívar, tienen ahora cinco días para designar a un abogado defensor, que les será facilitado por CARBAP.

Comentá la nota