La Justicia quiere más fondos para recibir la nueva sede

La Ciudad Judicial iba a ser entregada en marzo, pero el Poder Judicial no quiere entrar allí hasta tanto el gobernador Oscar Jorge no garantice los fondos para su mantenimiento.
El Poder Judicial se encuentra en un dilema. Si recibe la ciudad judicial se le solucionarán no pocos problemas que afronta desde hace años con la atomización de sus juzgados en innumerable cantidad de edificios, donde se hacinan empleados y funcionarios, desconectados entre sí. Pero a la vez, si lo hace sin las garantías presupuestarias para garantizar que podrá mantener esa verdadera ciudad que tiene más metros cubiertos que la propia casa de gobierno corre el riesgo de recibir, como dijo un vocero del STJ, "un trasatlántico sin tripulación".

El nuevo edificio plantea todo un desafío para el futuro jefe de mantenimiento no solo por su tamaño sino por sus sofisticados sistemas de servicios de climatización por circulación de agua, sus grandes ventanales que ya han comenzado a ser blanco de las hondas y pedradas.

"Sería una irresponsabilidad aceptar el edificio de la Ciudad Judicial tal como está. Es como que entregaran un transatlántico sin tripulación, sin personal de mantenimiento y sin combustible", se escucha decir a funcionarios de la justicia.

Esta reticencia es la que demora la entrega. Inicialmente se había dicho que en marzo se iba a producir la entrega al Superior Tribunal de Justicia, pero el edificio todavía no lo habría recibido siquiera el Poder Ejecutivo de parte de la constructora Riva.

"El principal problema es el mantenimiento de semejante mole de cemento, desde la limpieza de los vidrios a la limpieza de los tanques de reserva de agua", se escucha repetir. "El gobernador se comprometió a dotar de medios para esos fines, pero su idea es la de tercerizar la prestación de los servicios, algo que nos parece bien pero toda esa cuestión técnica, desde la recepción de la obra civil a la contratación de personal específico, es responsabilidad del Ejecutivo. El STJ no tiene profesionales, a lo sumo hay un maestro mayor de obras que se las arregla para enfrentar cada problema que se presenta, mal puede autorizar o no la entrega de la Ciudad Judicial".

"Al paso que vamos -calculan en la justicia-, recién a mediados de año podría producirse la entrega de la Ciudad Judicial al STJ, porque no es cuestión de recibirlo porque sí". Traducido al idioma llano, esta prevención apunta a que no alcanzan con las promesas verbales y esperan la firma de un decreto disponiendo los fondos.

¿Y qué se hará con los Tribunales y la Cámara del Crimen Nª 2, propiedades del Poder Judicial? El primero podría convertirse en un museo (allí estuvo la primera casa de gobierno provincial) y también alojar el Consejo de la Magistratura.

En cuanto a la Cámara (histórico edificio en la Avenida Roca) seguiría albergando organos residuales del Poder Judicial en tanto el STJ seguirá en su edificio actual.

Comentá la nota