Justicia puede obligar a Carrió a ir segunda

Justicia puede obligar a Carrió a ir segunda
• Mientras pulen nuevos roces con Julio Cobos, los radicales defienden la lista
Los radicales Gerardo Morales y Julio Cobos volverán a verse esta semana para solucionar algunos roces que aparecieron en los últimos días en la relación entre el vicepresidente y la UCR, sobre todo en el armado de listas junto a la Coalición Cívica.

Cobos estuvo muy activo en los últimos días apadrinando listas paralelas a las que se van armando en las distintas provincias con los candidatos de la Coalición Cívica y el radicalismo. En la Capital Federal esa posibilidad (que se anunció iba a ser liderada por Dante Caputo) no se concretó. De hecho el socialismo dijo que no iría en el distrito junto a Cobos, desechando cualquier posibilidad.

Pero lo que más preocupó a Morales y la conducción de la UCR, fue que el vicepresidente apoyara en Córdoba a Ramón Mestre, el ahora candidato que derrotó al oficialismo partidario que encarna Mario Negri. De ahí que decidieron organizar una reunión para intentar un mayor acercamiento político.

Mientras tanto los radicales y la Coalición Cívica están abocados a un problema mayor. Morales y Carrió comenzaron a seguir de cerca un conflicto que se puede generar en la Justicia Electoral cuando se oficialice la lista de candidatos a Diputados.

# Cupo femenino

En su obsesión por retroceder en la lista de diputados por la Capital Federal, al cederle a Ricardo Gil Lavedra el segundo puesto detrás de Alfonso Prat Gay, Carrió no reparó en una resolución que había firmado María Romilda Servini de Cubría que interpreta la Ley de Cupo Femenino. La jueza estableció que las nuevas alianzas, los partidos que renueven menos de dos legisladores y los que no tengan cargos, deberán reservar a las mujeres el 2º, 5º y 7º lugar para garantizar la representación. Esa distribución rige en reemplazo de la anterior que les asignaba el 3º, 6º y 9º, y que, según la jueza, no garantizaban un reparto equitativo.

De ahí que anoche en el Comité Capital los radicales estuvieran buscando argumentos para intentar convencer a Servini de Cubría de mantener a Carrió en el tercer lugar. Alegarán que se trata de un acuerdo de dos partidos ya existentes y con representación en el Congreso, por lo que el cupo femenino quedará igualmente asegurado.

Además, ayer se sacaron de encima la interna partidaria en la Capital Federal que se iba a realizar el domingo. A esa elección se llegó porque los integrantes del minoritario Movimiento de Afirmación Yrigoyenista habían presentado lista.

Es una de las prácticas más viejas en la política y sobre todo en la UCR: cuando la mayoría consigue la unidad en una lista, con frecuencia aparece algún grupo menor que presenta lista para forzar la interna. Para evitar el mal trago y el consiguiente trabajo, siempre se termina acordando, cediendo algunos puestos.

Se acordó incorporarlos a la lista de unidad que negoció Carlos Mas Vélez, presidente del Comité Capital dentro de la UCR. Ese nuevo armado está liderado por el nosiglista Rubén Campos, apadrinado por Jesús Rodríguez y hasta el MAY terminaron encontrando lugar para Claudio Presman y Fernanda Molar y para César Wehbe.

Comentá la nota