La Justicia: presente en el texto de 2003, omitida en el de 2009.

Recorrer las 12 páginas del discurso que el gobernador, José Alperovich, pronunció en la Legislatura este año y no encontrar ni una mención del Poder Judicial es llamativo.
Pero la omisión no es casual. Las opiniones de dirigentes y opositores señalan que el conflicto entre el Gobierno y los colegios de abogados por los diferentes criterios en el modo de cubrir las vacantes de jueces fue uno de los conflictos que mellaron la imagen del gobierno de Alperovich.

Sin embargo,en 2003, dedicó ocho párrafos para ponderar a la Justicia. “Creo en una Justicia Independiente. Ningún país del mundo creció sin ella. La justicia independiente es también la mejor garantía del ciudadano común“, introdujo en esa oportunidad.

Luego, aseveró que durante su mandato no quería “una Corte Suprema adicta“ ni “un juez que me obedezca“. Destacó el rol que desempeña el Poder Judicial para garantizar la seguridad en las calles y la lucha contra la corrupción.

“La estabilidad de los jueces, y la independiencia del Poder Judicial, son elementos indispensables (... ). Nuestras guías serán la Constitución y la ley. Sin Justicia no hay reconciliación posible“, cerró el mandatario.

Comentá la nota