La Justicia le pone límites a los secuestros realizados por Tránsito.

La Cámara Penal Departamental decidió que condicionar el secuestro de un autómovil al pago de la multa es excesivo, desproporcionado y, por lo tanto, irrazonable, arbitrario e ilegítimo.
De esta manera, limita la práctica imperante sólo en nuestra ciudad, donde los jueces municipales de los Tribunales de Faltas condicionan la entrega de los automotores secuestrados al previo pago de la multa.

Fue luego de la presentación de Nicolás Julio Peralta, de 27 años, quien, en el marco de un operativo de alcoholemia, fue multado por un monto de 1500 pesos y sufrió el secuestro de su vehículo.

En esa oportunidad, el joven decidió no someterse a lo que considera una extorsión de la Municipalidad, y, asesorado por el estudio de los Drs. Ardito, Encinas e Hikkilo, decidió recurrir a la Justicia.

En la causa 14.980, se expuso que una cuestión es la multa y otra el secuestro, y que, al condicionar la entrega del vehículo al pago de la multa, el municipio está convirtiendo una medida cautelar (el secuestro) en una sanción y ese no es el propósito de la ley de tránsito.

Después de dos meses, la Cámara Penal falló a su favor, y ordenó al juez correccional que disponga la inmediata restitución del automotor sin condicionarla al pago.

Este fallo pone orden y frena el accionar de la comuna de General Pueyrredon que tiene como único fin recaudar sin entender que el objetivo de la ley de tránsito es educar para prevenir accidentes.

Comentá la nota