La Justicia otorgó otra excarcelación para Guil

Aplicando el criterio establecido el año pasado en el fallo plenario resuelto en una causa contra Ramón Genaro Díaz Bessone, la Cámara Nacional de Casación Penal otorgó otra excarcelación a favor del ex jefe de Seguridad de la Policía de Salta, Joaquín, Guil y de otros tres represores.
Así lo informó ayer el sitio digital elintransigente.com, portal que no precisó la fecha del fallo de Casación. Los otros tres beneficiados con la excarcelación son el ex guardiacárcel y ex integrante de la Policía Federal, Juan Carlos Alzugaray, el ex vocero de la Triple A, Jorge Héctor Zanetto, y el teniente coronel retirado Rafael Mariano Braga, quien está procesado en Jujuy en relación a la desaparición de Dominga Alvarez de Scurta.

Esta vez la excarcelación a Guil le fue concedida en la causa por el secuestro y desaparición del ex gobernador Miguel Ragone, en la que también está procesado Zanetto.

Alzugaray recibió el beneficio en relación a la causa Palomitas.

En mayo pasado Guil y Alzugaray fueron excarcelados en relación a la investigación por el homicidio del militante justicialista Eduardo Fronda. Sin embargo, el beneficio no se hizo efectivo porque el entonces juez de instrucción a cargo de este proceso, Horacio Aguilar, les impuso una caución real (de 100 mil a Guil y de 50 mil a Alzugaray). Ambos represores pidieron que se les bajara este monto o que se les fijara una caución juratoria (de palabra). Pero la Cámara de Apelaciones de Salta rechazó el planteo.

En el caso de Guil, que está involucrado en gran parte de las causas por violaciones a los derechos humanos en Salta, ya cuenta con el beneficio de la prisión domiciliaria, por lo que difícilmente se allane a depositar los 100 mil pesos. Distinta es la situación de Alzugaray, que está con prisión preventiva.

Zanetto también cuenta con el beneficio de la prisión domiciliaria, que cumple en su casa de Buenos Aires.

En octubre del año pasado la Cámara Nacional de Casación dictó un fallo plenario para unificar el criterio respecto de las prisiones preventivas. El caso testigo fue el del general retirado Díaz Bessone, acusado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura. Este fallo establece que todos los acusados que se encuentren en prisión preventiva tienen el derecho de esperar en libertad la realización del juicio en el que se resolverá sobre su responsabilidad.

Comentá la nota