La Justicia ordenó demoler 6 manzanas de la ex aceitera

Graciela Filiberti, jueza en lo Civil y Comercial, dictó una medida cautelar para evitar que el predio siga produciendo daño en el sur. Declaró la emergencia ambiental en 6 manzanas y le dio instrucciones al Municipio para que desmantele los sectores más peligrosos. Los costos quedan a cargo de Passarini.
La Justicia provincial aceptó el pedido del intendente Juan Jure y ordenó que se demuelan seis de las diez manzanas de la ex oleaginosa Río Cuarto por la contaminación ambiental que ha generado y por el riesgo que significa para la salud de los vecinos del sur.

La jueza Graciela Filiberti, que recibió el miércoles la demanda del intendente, dictó pocas horas después una medida cautelar en la que aceptó en gran parte los pedidos de Jure: declaró la emergencia ambiental en las seis manzanas más contaminadas, ordenó la demolición de todo lo que está construido en esos sectores y anotó como bien litigioso el inmueble para que el propietario, el empresario Leonardo Passarini, no pueda eludir el pago del desguace.

A mediados de semana, Jure, en su doble condición de ciudadano e intendente, presentó un amparo ambiental colectivo para terminar con el trastorno permanente que significa el predio de la ex aceitera. Después de intimar durante años a Passarini y de reclamarle que mantenga su inmueble en condiciones, el jefe comunal le pidió a la Justicia que autorice al Municipio a demoler las diez manzanas del complejo pero que, a la vez, le ejecute bienes al propietario para que pague por los daños que generó.

Antes de definir la cuestión de fondo, Filiberti, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial de Segunda Nominación, hizo lugar parcialmente a las medidas cautelares que reclamó el intendente.

En la resolución, la jueza declaró la emergencia ambiental de las manzanas 37, 38, 48, 50, 60 y 62 y le ordenó al Municipio "la demolición de las construcciones, desmalezado y cerramiento de los pozos" ubicados en esas manzanas. Además, Filiberti resolvió anotar como bien litigioso todo el inmueble para que, en caso de que Passarini no acepte pagar el desguace, se puedan ejecutar sus propiedades.

Estudio provincial

En última instancia, la jueza le pidió a la Agencia Córdoba Ambiente que constate la existencia del daño ambiental y que se expida sobre los efectos de la contaminación.

¿Por qué Filiberti limitó la orden a seis manzanas? Porque la jueza ordenó una inspección que determinó que ésas son las zonas que a simple vista están contaminadas. "De la constatación realizada por el Tribunal surge que los focos de generamiento de daño ambiental (basura acumulada de larga data, malezas, agua estancada) se ubican en las manzanas 37, 38, 48, 50, 60 y 62. Hay otras manzanas cuya visualización por personal enviado por el Tribunal ha resultado impedida sea por el cerramiento o por construcciones inaccesibles o porque no surge prima facie la existencia de elementos contaminantes", se lee en la resolución.

Lo que no avaló la jueza en su resolución fue el pedido de Jure de constituir inmediatamente un fondo de reparación con la ejecución de bienes de Passarini porque, a su juicio, no corresponde en la instancia actual.

Al exponer sus argumentos, Filiberti consideró que es inaceptale esperar a que el daño ambiental se convierta en irreparable para recién después tomar medidas desde la Justicia.

"Si el sistema jurídico adopta una apática actitud ante la inminencia de un daño, estaría consagrando el derecho a perjudicar con tal de que el causante del perjuicio esté dispuesto a resarcirlo económicamente y, eventualmente, a afrontar las penalidades pecuniarias civiles, si las hubiere", señaló la jueza en su resolución. Y agregó que es inadmisible que se deje vulnerar el derecho al medio ambiente porque es casi imposible de resarcir una vez que el daño se ha producido.

Ahora, con la medida cautelar en sus manos, el gobierno municipal ordenaría rápidamente la demolición de ese conjunto de edificios que quedaron abandonados hace más de diez años y que se han convertido en un dolor de cabeza para la ciudad.

Notifican a Passarini

La jueza Graciela Filiberti le notificó a Leonardo Passarini sobre la demanda que le inició el intendente Juan Jure por la contaminación que está generando la ex Oleaginosa, un predio de su propiedad. Ahora, el empresario deberá contestar la demanda y la jueza decidirá sobre la cuestión de fondo.

Comentá la nota