La Justicia ordena que se garantice la provisión de agua mínima diaria a familias del barrio Cocomarola Este de Posadas

La Justicia ordena que se garantice la provisión de agua mínima diaria a familias del barrio Cocomarola Este de Posadas

Ante la denuncia presentada en forma colectiva por un centenar de familias del Barrio Cocomarola Este por las dificultades en el suministro de agua potable desde hace más de 20 días, desde el Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial N°8 de Posadas, a cargo de la Dra. Adriana Beatriz Priori, dieron lugar a una medida cautelar.

En la resolución judicial -dictada con fecha viernes 25 de enero- ordenan a “SAMSA, EPRAC e IMAS a que se arbitren los medios necesarios para garantizar el suministro de  mil (1000) litros diarios de agua potable a cada una de las viviendas del Barrios Cocomarola Este”.

La jueza indicó que en adelante se inhibe de continuar entendiendo en las próximas presentaciones, debiendo las mismas ser acumuladas al expediente en curso a nombre de Clara Elizabeth da Rosa y otros contra Servicios de Agua de Misiones SA ( SAMSA) sobre amparo.

 Un centenar de familias “sin agua”

Esta semana Misiones Online reflejó la situación preocupante de más de 100 familias del Barrio “Cocomarola Este” de unas 540 viviendas del IPRODHa – ubicadas en dirección al Autódromo de Posadas- que se organizaron para un reclamo colectivo contra SAMSA, ante la incertidumbre y la falta de respuesta de la empresa prestataria del servicio a los reclamos sostienen “hace más de 20 días tenemos el problemas en el suministro de agua potable en las viviendas, algunos en forma interrumpida y otros en forma permanente por que no hay presión y el agua no llega ni al tanque ni a las canillas”.

El martes una nueva reunión en el barrio para analizar los pasos a seguir ante la falta de respuestas y el vocero de los vecinos, Víctor Alegre, adelantó que realizarían una presentación en la Justicia. “Ya hicimos todos los reclamos formales, presentamos notas anteriormente y lo vamos a volver hacer en los próximos días ante diferentes organismos, porque son varios problemas. Algunas familias directamente no tienen agua en sus casas durante días, otras tienen cortes del suministro durante largas horas, otras no tienen la presión suficiente para que llegue el agua a las canillas, y también se detectaron problemas en los medidores, que para resolver esto hay que cambiar el equipo y son las familias las tienen que pagar a la empresa prestataria del servicio cerca de 7 mil pesos para la reconexión porque no se hacen cargo de esto, lo trasladan al usuario. Sumado a ello, estos días la indignación fue en aumento cuando llegaron las facturas de SAMSA con incrementos por un servicio que no se tiene”, resumió Alegre en la entrevista con este medio días atrás.

“El barrio tiene 540 viviendas con la presión de agua reducida, hay calles en las que directamente este enero no subía el agua al tanque, no llega ni siquiera a las canillas de las veredas de las viviendas”, describió Alegre, compartiendo algunas imágenes del barrio.

Si bien habría un número de familias que tiene el servicio normal, serían muy pocas, agregó. “El problema es de SAMSA”, sostienen los vecinos del Barrio Cocomarola Este. “Es un problema del sistema donde hay conductos rotos, no tienen suministro de agua y están midiendo la presión de las canillas. Para trabajar en eso vinieron empresas tercerizadas contratadas por SAMSA, con la promesa de solucionar el problema en el barrio, pero nada cambió hasta ahora y no sabemos si realmente algo se podrá solucionar. Eso es lo que más angustia a las familias, porque no hay contacto con algún responsable de la prestadora del servicio”.

Coment� la nota