La Justicia mendocina dice que no autorizó a abandonar vivo al guía

La Justicia mendocina dice que no autorizó a abandonar vivo al guía
El fiscal que investiga la muerte del guía de montaña Federico Campanini dijo que la funcionaria de turno no dio esa orden. En un video del rescate difundido se escucha al jefe de la patrulla pidiendo permiso a una jueza para hacerlo.
El fiscal que investiga la muerte del guía mendocino en el Aconcagua confirmó que no existió ninguna orden judicial para abandonarlo con vida en la cumbre. Un video difundido por la familia del fallecido guía Federico Campanini muestra al jefe de la expedición de rescate, inspector de Policía José Luis Altamirano, diciendo: "No se puede sacar, nos estamos helando. Nos quedan 400 metros a la cumbre y él está mal. Pido autorización a la jueza para dejarlo". Según el fiscal de Delitos Complejos de Mendoza, Luis Correa Llano, a la fiscal Claudia Ríos, que estaba de turno en el momento de la tragedia, "no le compete dar esa autorización" sino que es algo que debe ser evaluado por el jefe de la brigada, en el lugar de los hechos. Es decir que, según la Justicia, esa decisión le cabía al propio Altamirano si consideraba que quedarse con Campanini ponía en riesgo la vida de los rescatistas.

El momento en el que murió el guía es uno de los interrogantes clave para saber si cabe la imputación de "abandono de persona" que reclama la familia Campanini. La versión de la patrulla policial, que quedó registrada por escrito, es que el guía murió a las 18.40 del 8 de enero, en compañía del inspector Altamirano.

Desde que se difundió el video con las estremecedoras imágenes del guía arrastrado con una cuerda por los rescatistas, el Ministerio de Seguridad emitió una orden que impide a los brigadistas que trabajan para la patrulla hablar con la prensa. Pero dos días después de la tragedia, el 10 de enero, Altamirano mantuvo una charla exclusiva con Clarín desde su casa, en la localidad cordillerana de Uspallata. El jefe del operativo contó: "Encontramos al guía sobre una piedra, encogido de frío y deshidratado. Logramos retirarlo con mucho cuidado porque casi se balanceaba sobre una roca, al borde de un acantilado de 200 metros de profundidad". A los padres de Campanini, Altamirano les dijo que su hijo "había muerto entre sus brazos" y que él mismo le había dado la extremaunción. Pero el padre, Carlos Campanini, sostuvo que le mintieron porque, a partir del video, sostiene que a Federico "lo trataron como a un perro y lo abandonaron aún con vida en la montaña". Los últimos momentos de vida del guía habían sido relatados a Clarín por el jefe del rescate con detalle: "A Campanini lo pusimos en una camilla de cuerdas y ascendimos lentamente, unos 30 metros por hora, hasta que a 200 metros de la cima notamos que no tenía signos vitales; intentamos reanimarlo, pero había muerto". Los cinco rescatistas, dos policías y tres voluntarios, dejaron el cuerpo del andinista cerca de una roca y siguieron hacia la cumbre para bajar por la ladera Norte, que es la ruta más accesible.

Las pruebas fotográficas que acompañan el video, muestran un primer encuentro de los cinco rescatistas con Campanini a las 12.50 del mediodía y una última toma a las 16.12 y es cuando se ve al guía tirado sobre la nieve con uno de sus brazos estirados. Exhausto. Ahora la Justicia chequeará si las horas de las tomas se corresponden al relato de los testigos. Para dilucidar cómo fueron los últimos minutos del guía y cuándo murió, el fiscal citó al médico forense que hizo la autopsia, Jorge Michel. Según fuentes cercanas a la investigación, en su declaración el forense "no pudo precisar científicamente" si Campanini murió entre la tarde del 8 de enero o en las primeras horas del 9 de enero. Su cuerpo estaba congelado cuando lo lograron bajar y ya habían pasado casi 20 días desde el intento de rescate. El fiscal no cree que el video sea prueba suficiente para determinar si hubo abandono. Frente a su despacho, Correa Llano dijo a los periodistas que el rescate duró seis horas y que es "apresurado dar una apreciación de lo que ocurrió con sólo tres minutos".

La Fiscalía seguriá acumulando pruebas. Ayer declaró el médico del Aconcagua, Igancio Rollet, que fue el primero en atender a los sobrevivientes y rescatistas. Rollet dijo que los asistió el 9 de enero y dos de los integrantes de la patrulla presentaban principio de congelamiento en sus pies. Hoy están citados a declarar el líder de la patrulla, Altamirano, y el oficial y miembro de la patrulla de rescate que hizo la filmación.

Comentá la nota