La Justicia investigará la denuncia de Juez

El ex intendente sugirió que en el Concejo se cobraría "peaje" para sacar ordenanzas. Vicente trasladó esos dichos a un fiscal. Video.
Las advertencias del líder del Frente Cívico, Luis Juez, respecto de posibles hechos de corrupción en el seno del Concejo Deliberante de Córdoba, finalmente terminaron en un pedido de investigación que motorizó ante la Justicia provincial el viceintendente, Carlos Vicente. En rigor, no hizo una denuncia, ni aportó pruebas concretas –tampoco lo había hecho Juez–, pero expuso la situación ante el fiscal de Turno para que tome cartas en el asunto.

Un día después de que Miguel Ortiz Pellegrini, jefe del bloque del Frente Cívico, tuviera que renunciar como legislador ante la segura sanción por violentar la Constitución Provincial, Juez lanza la sospecha de que en el Concejo se estarían por comprar voluntades para aprobar ordenanzas. Le apuntó al debate por un posible aumento en el precio del boleto de transporte, que la Municipalidad quiere llevar de 1,50 peso a 2,30 pesos, aunque está lejos de contar con una mayoría automática que le garantice esa ordenanza.

Las negociaciones políticas previas a la llegada del proyecto oficial al recinto son intensas desde hace semanas. De hecho, el giacominismo todavía no pidió preferencia para tratar la cuestión.

El propio Juez ya había tomado contacto el pasado martes con Vicente y habían evaluado el tema de los rumores sobre posible compra de voluntades, pero el senador nacional electo recién hizo públicas sus sospechas ayer, pocas horas después de que su jefe de bancada en la Legislatura renunciase acosado por una inminente sanción de sus pares por violar la Constitución Provincial, al litigar en contra del Estado.

La sospecha. Las palabras exactas de Juez que dispararon el revuelo en el Concejo se refieren a que había escuchado comentarios de que "hay plata" en ese cuerpo para aprobar normas y que por eso temía que se convierta "en una oficina de peaje, de la aduana".

Tras la exposición judicial de Vicente, Juez dijo que está dispuesto a aportar datos, nombres y todas las precisiones que dispone respecto de presuntos ofrecimientos a ciertos concejales para que voten a favor del aumento del cospel o bien para que falten a esa sesión. "No tengo miedo de ir a la Justicia. Siempre lo hice. Y tampoco necesito desviar la atención por lo que pasó en la Unicameral. Quiero que se hable del caso Ortiz Pellegrini, porque voy por la yugular de (Domingo) Carbonetti (también acusado de violar la ley)", señaló Juez.

A excepción de la bancada del Frente Cívico, que avaló la posición de su líder político, los dichos de Juez sobre "peajes" motivaron el repudio de todos los demás bloques, incluidas las cinco edilas del Frente Progresista, que responden a Vicente.

El mismo Vicente amonestó a Juez al considerar que "no es gracioso que con tanta liviandad algunas personas hagan apreciaciones" sin realizar la denuncia judicial del caso. También fue fuerte la reacción de Olga Riutort (bloque Eva Duarte), que acusó a Juez de ser "un denunciero serial sin pruebas".

El dedo en la llaga, en tres oportunidades

Giacomino. Poco antes de asumir como viceintendente en 2003, Daniel Giacomino declaraba a este diario que una de sus prioridades iba a ser "terminar con los peajes" en el Concejo Deliberante.

Rista. En 2007, la candidata a viceintendenta y hoy concejala radical Olga Rista recibió una andanada de críticas de concejales y hasta una querella del Frente Cívico por haber dicho, durante la campaña, que aparte de su dieta los ediles recibían dinero "de otro lado".

Riutort. Hace un año, el viceintendente Carlos Vicente pidió a la Justicia que investigara dichos de la edila Olga Riutort (bloque Eva Duarte). "Agradezcan que a veces falto, porque si faltando he descubierto tantos hechos de corrupción, se imaginan que si tuviera asistencia perfecta realmente la mayoría ya estaría en cana", había dicho Riutort, tratando de justificar sus reiteradas inasistencias a las sesiones.

Comentá la nota