La justicia intimó al gobierno a cubrir vacantes de médicos

Aceptó un recurso de amparo presentado por un grupo de profesionales del hospital Castro Rendón. Le dio tres meses para que cumpla la orden o comenzará a recibir una sanción monetaria.

La Justicia provincial intimó al gobierno de Neuquén para que en un plazo no mayor a los tres meses cubra las vacantes de personal médico existentes en el servicio de guardia de adultos del Hospital Castro Rendón, bajo apercibimiento de la aplicación de una sanción monetaria (astreintes).

Según un fallo del pasado 7 de octubre, la Cámara Civil , en su Sala I, conformada por los jueces Lorenzo García y Luis Silva Zambrano aceptó un recurso de amparo presentado por un grupo de profesionales del nosocomio, quienes argumentaron que la omisión por parte del gobierno de proceder a la cobertura de las vacantes “resulta abusiva, arbitraria y violatoria de los derechos constitucionales de los médicos que permanecen en la referida guardia”.

Sostuvieron además que esta carencia genera en el resto de los médicos stress, riesgo de mala praxis médica, desgaste personal, etc., todo en violación de las garantías consagradas en la constitución provincial y tratados internacionales.

Los jueces, al justificar su fallo, señalaron la grave crisis derivada de la deserción de personal médico del sector público provincial cuanto menos a partir del año 2006, y que se prolonga a la actualidad. La calificaron inusualmente como una “lacerante realidad”.

Advierten además la “inoperancia” de la Provincia en el cumplimiento del deber que le impone la Constitución provincial.

Sostienen que en la causa el gobierno provincial se ha limitado a demostrar la publicación de llamados a concurso para cubrir vacantes en el sector, con alcance nacional y tratando de aprovechar las supuestas “ventajas” de la provincia en comparación con las provincias del Norte del país.

”Si bien no se explicitan las mentadas “ventajas comparativas”, las condiciones de contratación ofrecidas, con un sueldo de bolsillo de $ 3.000 para médicos generalistas, “explican el aparente fracaso de la convocatoria, si se tiene en cuenta que un alquiler común insumiría en la plaza no menos de la mitad de la remuneración ofrecida” dicen los magistrados.

Bajo esta línea de razonamiento, los camaristas entendieron que cabía dar la razón a los demandantes y condenar a la provincia.

El recurso de amparo fue promovido por María de los Angeles Zaffino; Celeste Accastello; Daniel Martínez; Daniela Peccini; Susana Figueroa; Manuel Rivera y Genaro Morales con el patrocinio de los abogados Romina Sckmunk y Fernando Dalmazo de Garzegna.

 

Comentá la nota