La Justicia frena licitación de Lotería que beneficiaba a Cristóbal López

La demanda fue presentada por un gigante internacional del juego, Gtech.
Al menos por un tiempo, Cristóbal López, el amigo de Néstor Kirchner y dueño de la mayor red de casinos del país, no podrá festejar por haberse adueñado de otro jugoso negocio ligado al juego, el de la captura online y procesamiento de apuestas, una actividad que mueve en Capital Federal unos $ 1.200 millones anuales y que le hubieran reportado ganancias a López por $84 millones al año.

El jueves pasado, la jueza Susana Córdoba, titular del Juzgado Contencioso Administrativo Nro. 5, hizo lugar a una medida cautelar presentada por Gtech Foreign Holding, un gigante mundial de logística y tecnología para juegos y apuestas. Así, frenó la apertura de sobres de una licitación sospechosa, que Lotería Nacional tenía programada para ayer lunes a las 11 de la mañana.

Según Gtech -y la jueza le dio la razón-, toda la licitación estaba armada para que sólo una empresa pudiera ganar el contrato, que involucra el control por 10 años del servicio de captura de datos en línea y en tiempo real, con procesamiento, liquidación, gestión de ventas y administración de apuestas de los juegos propios o autorizados por Lotería. La empresa es Tecno Acción, de Cristóbal López, cabeza de un imperio que incluye los barcos casino de Puerto Madero y del complejo de tragamonedas del Hipódromo de Palermo.

La decisión de la Justicia implica, además, un durísimo cuestionamiento del accionar de Lotería Nacional, un organismo presidido desde 2004 por Roberto López, ex miembro del Banco de Santa Cruz, y que depende directamente de la Presidencia.

¿Cómo logró la multinacional Gtech frenar la licitación que hubiera dejado a Cristóbal López como dueño por diez años de un negocio millonario? La explicación es sencilla.

Gtech compró los pliegos de la licitación de Lotería Nacional (Nº 4/09) y se encontró con un par de sorpresas. Primero, que aunque se trataba de un llamado a concurso internacional, por "irregularidades formales", Lotería Nacional terminó diseñando un procedimiento para que sólo pudieran participar jugadores locales. Segundo, que el mecanismo de puntuación de la licitación solo permitía que, de los tres posibles concursantes nacionales (Boldt Gaming S.A, Impresora Internacional de Valores -IVISA- y Tecno Acción), solo la empresa de Cristóbal López pudiera quedarse con el negocio.

La jugada de Lotería Nacional que logró frenar la jueza Córdoba es asombrosa: el pliego licitatorio prevé un mecanismo de adjudicación sobre la base de ponderación de los dos sobres que los interesados deben presentar, uno que mide la capacidad de la empresa y otro con el precio ofertado para quedarse con el negocio. Lotería Nacional, de haberse abierto ayer los sobres de la licitación, hubiera asignado el 80% de la puntuación a quien mostrara presencia en la mayor cantidad de jurisdicciones nacionales y solo 20% al precio.

Como Tecno Acción, de Cristóbal López, tiene el mayor emporio de casinos y salas de máquinas tragamonedas distribuidos por todo el país, inevitablemente se hubiera quedado con el negocio clave de la venta, transmisión y procesamiento online de apuestas. El pliego dice que se llevará 22 de los 100 puntos del primer sobre quién tenga presencia en diez jurisdicciones del país. López está en 11.

Las apuestas online se mueven hoy en una nebulosa jurídica, aunque ya contabiliza cientos de millones de pesos, y podría explotar como negocio si la Asociación de Fútbol Argentino y el Gobierno lanzan el llamado Prode Bancado, para hacer apuestas por Internet.

Gtech Holdings Corporation forma con Lottomatica S. p. a, de Italia, un gigante tecnológico del negocio de juegos online y real.

Que compañías como Gtech muestren semejante interés en el negocio de las apuestas online de la Argentina, que aún opera en estado embrionario, se explica por el crecimiento exponencial que tuvo el juego en el país desde que los Kirchner llegaron al poder. Según una investigación publicada por Clarín el pasado 16, los principales grupos del mercado del juego estiman que se mueven entre 30.000 y 70.000 millones de pesos anuales en apuestas de todo tipo.

Comentá la nota