La Justicia Federal quilmeña inspeccionó el barrio privado ‘Nuevo Quilmes’

La Justicia Federal de Quilmes realizó el martes último un procedimiento en el barrio privado ‘Nuevo Quilmes’ ubicado en Bernal. Las versiones consignan una clausura preventiva, aunque los inversionistas del emprendimiento lo niegan.
Cabe acotar que fuentes confiables afirmaron al diario ‘5 DIAS’ que el procedimiento autorizado por la Justicia Federal de Quilmes, que se conociera ayer respondió a un requerimiento de la Secretaría Especial para la Ejecución del plan de saneamiento del Riachuelo. Cabe acotar que la creación de esta Secretaría Especial en el ámbito del Juzgado Federal quilmeño se dispuso en julio pasado para controlar la ejecución de la sentencia en la que se ordenó la limpieza del Riachuelo y el cobro de multas.

Sin embargo, desde la empresa a cargo de la urbanización del barrio, se explicó: "La actuación del Juzgado Federal se debe a una causa totalmente ajena a NUEVO QUILMES y está relacionada con la denuncia de un tercero contra un organismo provincial. En tal sentido, NUEVO QUILMES puso a disposición de las autoridades judiciales toda la documentación que demuestra la plena vigencia de las autorizaciones para realizar las obras. Con esos elementos, se acordó sólo el cese temporal de los trabajos de remoción de suelo relativos a la prolongación de la Av. Caseros, a la espera de un acto burocrático administrativo de la provincia, tras lo cual reanudarán estos trabajos.

En tanto, las obras de infraestructura de la red de agua y cloacas y electricidad se realizan con absoluta normalidad. De hecho, se pueden visitar sus instalaciones ubicadas en Caseros y Lomas de Zamora, Don Bosco, que están abiertas para el público o para cualquier autoridad competente que requiera información". Trascendió que se estaría cuestionando el movimiento de tierra en distintos puntos de la Provincia, entre ellos también el del ‘Nuevo Quilmes’.

El procedimiento judicial no pasó inadvertido ya que se desenlaza luego de haberse conocido públicamente la denuncia de la Defensoría del Pueblo local en la que se planteó la clandestinidad de los trabajos que se llevaban adelante en el emprendimiento basados en documentación de la Autoridad del Agua bonaerense. La noticia se conoce mientras se espera una resolución del juez de Faltas Carlos Fariña, quien justamente instruye las actuaciones a raíz de la denuncia llevada adelante por el ombudsman José Estevao. En este sentido, entre hoy y mañana se espera conocer algún detalle sobre la postura del Juzgado de Faltas Municipal ante el pedido de paralizar las obras, surgido desde la Defensoría a raíz del reclamo de un grupo de vecinos de Villa Alcira.

Voceros de la empresa encargados del nuevo barrio privado, aseguraron a este medio que el operativo judicial nada tuvo que ver con los cuestionamientos planteados por el defensor del Pueblo de Quilmes. Al mismo tiempo, indicaron que lo atribuyen a un problema entre una empresa contratista y la Dirección de Minería del gobierno bonaerense.

Comentá la nota