La Justicia Federal ordenó que avance otra investigación por contaminación en el Puerto de Mar del Plata

La Justicia Federal ordenó que avance otra investigación por contaminación en el Puerto de Mar del Plata

Es por el vertido de basura, chatarras e hidrocarburos y la construcción de una embarcación sin permiso en la Playa de Redes. El juez Inchausti determinó que deben unificarse ambas causas para ayudar a "lograr un éxito en menor tiempo y sin entorpecimiento". La falta de controles del Consorcio y Prefectura, en la mira del juez.

A las dos investigaciones que actualmente lleva adelante la Justicia Federal por contaminación en el Puerto de Mar del Plata, una por la producción de las harineras y otra por el dragado, ahora comenzará a avanzar una tercera que volverá a poner en evidencia el accionar del Consorcio Portuario Regional, con Martin Merlini a la cabeza.

El juez Santiago Inchausti, del Juzgado Federal N°3, resolvió el pasado 20 de febrero que se unifiquen en la misma causa las denuncias por dos casos irregulares ocurridos en 2015 en la conocida como Playa de Redes, según el Expediente 14543/2015 al que tuvo acceso La Tecla Mar del Plata.

Por un lado, se trata del depósito irregular de basura, chatarras e hidrocarburos en esa zona industrial del Puerto –práctica que aún se sostiene-, donde están señalados tanto el Consorcio Portuario como la Prefectura Nacional Argentina por no controlar y resolver la situación. En tanto, también está denunciada la construcción ilegal de una embarcación en la misma zona por parte de la empresa Barilari, en presunta infracción a la Ley General de Ambiente (Ley 25.675), que establece que toda actividad de esa índole debe contar, previo a su inicio, con un estudio de impacto ambiental.

Según el juez, “los hechos denunciados habrían sucedido en el mismo lugar y en el mismo espacio de tiempo, por lo cual podrían guardar relación entre sí y también tener los mismos responsables, dado que aparte de la participación de sujetos del ámbito privado, también podría haber una responsabilidad de la autoridad de control, en ambos casos”.

Por ese motivo, Inchausti no hizo lugar el recurso de revocación interpuesto por la fiscal Laura Mazaferri para dividir las causas. También rechazo un recurso de apelación emitido por la funcionaria dado que “no se advierte que la acumulación de las causas traiga aparejado un gravamen irreparable”. Según el magistrado, la unificación puede que “ayude a lograr un éxito en menor tiempo y sin entorpecimiento”.

De acuerdo a lo confiado por fuentes de la causa a este medio, la situación viene generando contrapuntos entre el Consorcio Portuario y la Prefectura Naval Argentina, ambas señaladas de no ejercer como autoridad de control. En el cuerpo de la causa son reiteradas el esquive de responsabilidad por parte de ambas instituciones, exponiendo a su vez el rol de la otra.

Ahora la causa deberá comenzar a avanzar a cuatro año de iniciarse, en sintonía con el resto de las investigaciones que ponen en jaque a Merlini y al Consorcio Portuario.

Coment� la nota