La justicia federal dio lugar al amparo presentado por los tareferos de Oberá

La resolución de carácter parcial obliga a la ANSES a que informe los motivos de los descuentos operados sobre los trabajadores rurales de la zona centro. La semana que viene podría resolver sobre la medida cautelar que solicita el cese de los descuentos compulsivos.
El jueves último el Juez Federal Ramón Claudio Chávez, quien subroga en estos días por la feria judicial a su par José Luis Casals, ordenó a la ANSES que informe, una vez más, sobre los motivos de los descuentos compulsivos de las asignaciones familiares que sufren los tareferos esta vez de la zona de Oberá.

El recurso de amparo se presentó a fines del mes de diciembre incentivadas por el precedente que sentó las medidas cautelares obtenidas por los tareferos de Montecarlo, nucleados en el recientemente conformado Sindicato de Tareferos, Trabajadores Transitorios y Desocupados de esa localidad. En ese caso el Juez José Luis Casals ordenó a la ANSES el cese de los descuentos hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, es decir la legalidad de las retenciones. Ya en esos fallos el magistrado intimó al organismo nacional a que informe los motivos y explicite los instrumentos administrativos y/o resoluciones en los que se fundamenta el accionar sobre las asignaciones familiares, ayudas escolares y demás derechos violentados de estos trabajadores.

La medida cuenta con el patrocinio del mismo estudio jurídico que asesora a los tareferos de la zona norte. "Nos encontramos con un escenario similar al de Montecarlo, con trabajadores a los que se les esta descontando las asignaciones familiares desde hace mucho tiempo sin que se les informe correctamente los motivos ni se le brinde la posibilidad de defenderse", sostuvo Roxana Rivas una de las abogadas patrocinantes quien reconoció además que han escuchado, al igual que en Montecarlo, las más diversas formas de atropello a los derechos de estos ciudadanos, cuya vulnerabilidad ha sido reconocido ya por el Juez Casals en los fundamentos de las medidas cautelares otorgadas a comienzos del mes de diciembre.

Según transcendió la semana que viene el Juez resolvería sobre la medida cautelar que solicita el cese inmediato de los descuentos tal como ya lo otorgara Casals en el caso de Montecarlo. "Se ordenó al ANSeS por el momento que informe los motivos de los descuentos y la semana que viene, después de que tome intervención el Juez Federal en lo Penal y conteste si hay alguna denuncia penal por el tema de las empresas fantasmas, nos decretarían la medida cautelar", anticipó Rivas.

En el caso de Oberá son 2 los amparos presentados y alcanza a decenas de trabajadores quienes esperan la resolución judicial a fin de comenzar a percibir en principio la asignación universal. En Montecarlo en tanto, los tareferos alcanzados por las medidas cautelares otorgadas por el Dr. Casals debieron denunciar penalmente a la ANSES por desobedecer la orden judicial. "Los trabajadores son concientes de que la ANSES es reticente a cumplir las ordenes judiciales por eso se declararon alertas para exigir al igual en el caso de Montarlo el cumplimiento de la orden judicial que descontamos va a ser favorable para los tareferos porque la situación es idéntica a la de los trabajadores de Montecarlo", resaltó Rivas.

Comentá la nota