La Justicia Federal investiga posibles jubilaciones dobles en el Chaco

Se trata de una causa por presunto fraude al Estado, por una mutual de Resistencia que habría otorgado "jubilaciones para amas de casa" a personas que ya tenían otros beneficios previsionales. Ya declararon varios directivos de la entidad ante el fiscal Corregido.
Habría cientos de casos de ese tipo, con un perjuicio millonario al erario público. Los beneficios para amas de casa estaban enmarcados en una "moratoria previsional" lanzada por el gobierno nacional, que así buscó atender el caso de personas de edad avanzada que por haber trabajado en negro o por realizar tareas domésticas llegaron a la vez sin tener ningún tipo de jubilación o pensión, según publica este sábado diario Norte.

Los aportes jubilatorios no realizados en la vida activa se podían compensar con descuentos que se hacían sobre el haber previsional una vez que éste era acreditado, con quitas mensuales hasta cubrir los aportes pendientes. Justamente, por haber sido pensado como una salida para personas mayores sin ningún beneficio, una condición para obtener el acceso a la moratoria era estar cobrando ninguna otra jubilación o pensión.

Hecha la ley...

Así como la jubilación por la moratoria se transformó en una gran noticia para cientos de miles de personas de la tercera edad, fue también un gran negocio para muchos estudios contables, jurídicos y gestorías de todo tipo, que ofrecían hacerse cargo de la tramitación de los beneficios a cambio de pagos que variaban en montos y modalidades.

Hubo gestores que acordaban con sus clientes quedarse con el primer pago jubilatorio entero, otros que pedían sumas fijas en un pago o en cuotas (los montos oscilaban en una amplia franja, de los 200 a los 1000 pesos) y algunos que negociaban un porcentaje de los primeros haberes.

Pero la denuncia que llegó a la justicia federal y que ahora tramita el fiscal Gustavo Corregido sostiene que hubo quienes buscaron montar con el tema otro tipo de negocio, totalmente ilegal, defraudando al Estado.

Quien realizó la presentación judicial, en noviembre del año pasado, fue Heriberto Leme, un socio de la Mutual "Brígido Pucheta" del Centro de Jubilados, Pensionados y Retirados de la Provincia, con sede en Salta 333 de Resistencia.

Según él, en ese local algunas autoridades de la entidad y varios contadores y abogados atendían a diario a muchas personas a la que les cobraban unos 400 pesos cado uno para conseguirles la jubilación de amas de casa, pese a que en general ya tenían una jubilación del Insssep, por ser casi todos empleados públicos o policías retirados. También habrían obtenido el beneficio personas que ya tenían una pensión del PAMI.

En su presentación, Leme estima que los beneficios tramitados de manera presuntamente irregular fueron alrededor de mil, lo que implicaría que los autores de la maniobra embolsaron aproximadamente 400.000 pesos y consumaron un importante fraude al Estado, millonario considerando la cantidad de tiempo que se viene pagando beneficios que no debieron haber sido otorgados.

¿Y los controles?

Como mencionara NORTE en una publicación anterior sobre el tema, en la causa ya está también agregado el testimonio de una mujer que trabajó durante 18 años en la mutual y que luego fue despedida. Se trata de Clidis Nilda Benítez Vega, quien avaló los dichos de Leme y dijo que desde 2006 y hasta 2007 se trabajó intensamente en la mutual atendiendo a gente que llegaba atraída por los anuncios radiales. en los que se ofrecía gestionar la jubilación "de amas de casa".

Según Benítez Vega, el local de la mutual solía estar repleto de personas esperando ser atendidas, y dijo que una cantidad importante de ellas logró cobrar el beneficio pese a tener ya una jubilación provincial. En algunos casos esos beneficios previos eran de más de 4.000 pesos, por lo que se tornaría inexplicable que también buscaran sumar el haber para amas de casa, que tenía un monto hasta diez veces inferior.

La testigo afirmó que las autoridades de la mutual sabían del doble beneficio previsional, pero sostenían que era legal, y que incluso algunos miembros del consejo directivo de la entidad obtuvieron también una segunda jubilación. Es lo que investiga ahora la Justicia. Uno de los interrogantes mayores en la historia es: ¿Cómo pudieron fallar en tantos casos los controles que hacía la Anses, cuyo banco de datos está cruzado con los del Insssep y del PAMI, precisamente para evitar fraudes previsionales?

Una nota a Boudou

Tras ser despedida, aparentemente por cuestionar lo que estaba sucediendo en la mutual, Benítez Vega intentó entrevistarse con el titular de la Anses Amado Boudou, pero el funcionario alegó una agenda cargada para no recibirla en la casa central de Buenos Aires. Entonces, la ex empleada de la mutual chaqueña redactó una nota que dejó al funcionario kirchnerista, donde le dice que en la entidad de Resistencia en la que ella trabajaba se realizaron entre 2006 y 2008 "más de mil jubilaciones de ama de casa a jubilados y pensionados de la provincia del Chaco".

Ella decía allí que la jubilación para amas de casa llegó a ser concedida "incluso, en muchos casos, a ciudadanos con jubilaciones de más de 4.000 pesos y pensión del PAMI (...), como también ex funcionarios de la justicia, policías, con jubilaciones que superan hasta 10 o 15 veces lo que gana un jubilado del PAMI".

Se sabe que varios integrantes del consejo directivo de la mutual cuestionada ya pasaron por el juzgado para declarar ante el fiscal Corregido, quien debe completar la investigación para que luego pueda definirse la situación de los eventuales imputados.

Comentá la nota