La justicia electoral niega irregularidades en el padrón

El socialismo habló de muertos, de documentos con números repetidos o correlativos, y de domicilios de votación que no coinciden con los reales. El juez Reynaldo Rodríguez exigió pruebas de las denuncias. Dijo que "los partidos están en campaña".
Como casi siempre, ante la inminencia de una nueva contienda electoral, aparecieron las denuncias sobre irregularidades en el padrón. Provinieron del Partido Socialista y apuntaron al listado de electores que se utilizará para los próximos comicios legislativos del 28 de junio. Pero las presuntas irregularidades ya fueron desmentidas por la justicia electoral.

El ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, habló de "unos 25 mil electores muertos" que siguen figurando en el listado, y el diputado oficialista Raúl Lamberto completó con algunas precisiones.

"Se tomó el padrón vigente y se lo cruzó con información que obra en el Registro Civil, que es donde se recopilan las actas de defunción; de eso surge una diferencia superior a 20 mil personas que murieron y están aún en el padrón", dijo el legislador consultado por El Litoral.

Paralelamente, citó un "trabajo cuidadoso" que está realizando la ONG Despertar Ciudadano, donde se detectó "una lista de electores que tendrían unos cien años y siguen en el padrón, y otros con números de documentos repetidos o prácticamente correlativos".

Por último aludió a la situación que "sistemáticamente" aparece elección tras elección, con electores que figuran en una comuna pero residen en otra.

"Tenemos voluntad política de solucionar este tema, pero la legislación todavía se maneja con que hay que probar para después denunciar y corregir. De modos, estamos dispuestos a facilitar, por ejemplo, las tasas de servicio e impuestos, para que se verifiquen los domicilios", dijo Lamberto.

Desmentida

En la justicia electoral relativizaron las denuncias. Consultado por El Litoral, el juez federal con competencia electoral en Santa Fe, Reynaldo Rodríguez, dijo que tales irregularidades no fueron detectadas en el padrón.

"Los partidos están en campaña y corren por responsabilidad de sus referentes las manifestaciones que hicieron", advirtió. "Nosotros no podemos decir que haya 25 mil personas fallecidas en el padrón; que me traigan la información probatoria", desafió.

Rodríguez explicó que por estas horas, el personal de la Secretaría Electoral trabaja en el procesamiento de la información proveniente del Renaper (Registro Nacional de las Personas) y de donde surgen las bajas por fallecimiento.

"El análisis se hace por sexo. En el caso del padrón masculino ya se terminó y no se produjeron bajas; en el caso del femenino, el trabajo se termina en unos tres días, y se darían de baja unos siete mil electores por defunción. Nada más. No sé de dónde pudieron sacar (los socialistas) esa información; me llama mucho la atención", insistió.

Respecto de los electores que siguen empadronados aun siendo casi centenarios, Rodríguez explicó que a partir de una acordada de la Cámara Nacional Federal, se solicitó a los juzgados de paz y de circuito que informen sobre estos casos.

"Pero como estos juzgados no están informatizados y no pueden revisar los libros hoja por hoja, sabemos que los datos no llegarán a tiempo. Por eso -adelantó-, actuaremos de oficio y si estas personas mayores de 99 años no se presentan para verificar su situación en el padrón, directamente les daremos de baja. En esas condiciones tenemos a alrededor de tres mil personas", dijo.

Rodríguez tampoco se sorprendió por la correlatividad de números de documentos en algunos distritos, porque "el primer enrolamiento femenino -recordó- fue en 1949; hasta allí, el padrón masculino puede incluir números correlativos". Y sobre los números de documento repetidos, dijo que pueden darse pero por error. "También en 2007 habían dicho que en esta situación habían miles de electores, sin embargo, demostramos que los casos eran sólo 300", planteó.

Confianza

El diputado Lamberto insistió en la necesidad de tener un padrón que no genere dudas. "La gente debe confiar y tener certezas, y estas situaciones generan una sensación de inseguridad", sostuvo. Reconoció que la confección de un padrón es "compleja" porque intervienen diversos estamentos, y por esa misma razón consideró que debe propiciarse la participación de todos para que "la información no quede a mitad de camino. Yo no digo que quieran hacer votar a los muertos, pero son situaciones que generan desconfianza", sentenció.

En el gobierno pretenden conversar el tema con el personal y autoridades del Registro Nacional de las Personas, de la justicia electoral local y hasta con el director nacional en la materia, Alejandro Tulio.

En lo que respecta al juez Rodríguez, ya aceptó el convite. "Los voy a estar esperando en mi despacho", deslizó.

EN NÚMEROS

7.000 muertos.

Es el número de electores, aproximadamente, que tiene contabilizados hasta ahora la Secretaría Electoral y que serán dados de baja por haber fallecido. El socialismo había advertido que en esta situación había más de 20 mil electores.

3.000 mayores.

Es el número de electores que tienen entre noventa y cien años de edad, y que si no se presentan para verificar su situación, también serán dados de baja por la Justicia electoral por considerar que han fallecido. (El Litoral)

Comentá la nota