La Justicia electoral dejó a Patti afuera de la elección bonaerense

El fallo de la Cámara se fundamenta en la causa que se le sigue por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura. Y recuerda que el año pasado la Cámara de Diputados ya le quitó los fueros, para que no perturbaran la investigación.
El ex policía bonaerense y ex intendente de Escobar, Luis Abelardo Patti, no podrá competir en la elección del domingo 28. La Cámara Nacional Electoral lo inhabilitó para postularse, con fundamento en la causa que se le sigue por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura.

Patti está preso en la cárcel de Marcos Paz y con una prisión preventiva dictada por el ex juez federal de San Martín Alberto Suares Araujo. La Cámara Electoral recordó que Patti fue desaforado por la Cámara de Diputados el año pasado justamente para que sus fueros no perturbaran la investigación judicial de los graves crímenes que se le imputan.

La Cámara Electoral advirtió sobre el "contrasentido" de habilitar la candidatura de alguien que ya fue desaforado para que pudiera actuar la Justicia en una causa que todavía no se resolvió. Patti fue electo en 2005 pero nunca pudo asumir el cargo. El tribunal entendió que, en caso de ser electo, él podría ostentar sus fueros para recuperar la libertad y en esa condición entorpecer la investigación penal que se le sigue.

Los seguidores de Patti rechazaron la decisión del tribunal y aseguraron que mantendrán su nombre en la lista de las boletas porque ya las entregaron a la Justicia y fueron oficializadas. En los hechos, se abre un amplio abanico de posibilidades que, en principio, deberá resolver la Junta Electoral Nacional en la provincia de Buenos Aires (Ver Se abre...).

La medida fue celebrada por los familiares de las víctimas que se le atribuyen a Patti durante la dictadura. El procesamiento y la prisión preventiva del ex subcomisario fue confirmado por la Cámara Federal de San Martín y la causa se encuentra pronta para ser elevada a juicio.

Indirectamente, la salida de Patti beneficia al candidato de Unión-PRO, el diputado Francisco de Narváez, ya que su postulación podía quitarle votos al empresario. Cerca de De Narváez minimizaron la cuestión en base a la poca intención de voto que mostraba Patti en las encuestas. Igualmente, De Narváez dijo creer que el fallo lo favorece (Ver página 4).

Los camaristas Rodolfo Munne, Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via debieron utilizar largos párrafos de su fallo para explicar por qué hace dos años fallaron a favor de Patti y ahora lo hicieron en contra. Esencialmente, dijeron que se trata de situaciones distintas. La nueva situación es que Patti ahora está detenido y fue desaforado, lo que no ocurría antes.

"El legislador que se encuentra suspendido en sus funciones a raíz de un desafuero y permanece detenido en el proceso penal que motivó dicha medida institucional, no puede postularse como candidato para cubrir ese mismo cargo hasta tanto se resuelva su situación penal y sea liberado", expresaron los tres camaristas en el fallo.

El problema es que la ley prohíbe ser candidato a un condenado pero nada dice de un procesado, menos aún con prisión preventiva y acusado de delitos de lesa humanidad. Ese vacío legal es el que advirtió el tribunal para que sea corregido en el Congreso. Allí existen proyectos para impedir las candidaturas de acusados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

Los camaristas también hablaron de un "comportamiento incoherente del Estado" si lo habilitaban a Patti mientras otro juez había pedido y logrado su desafuero por parte del Congreso.

Los jueces recordaron la adhesión argentina a pactos internacionales en materia de derechos humanos y destacaron que "el accionar de los tres poderes del Estado debe ser armónico y coordinado" en ese sentido.

Comentá la nota