La Justicia dispuso más medidas para combatir un posible fraude

La Justicia dispuso de una serie de medidas para combatir el fraude electoral en los comicios como la autorización para grabar con cámaras de TV lo que pase en los centros de votación más conflictivos.
Estas medidas las tomó la Cámara Nacional electoral, en general, después de la experiencia de las elecciones presidenciales del 2007 donde hubo muchas denuncias de fraude.

Y, en particular, por una solicitud que había hecho la oposición con la firma de Esteban Bullrich (Recrear), Gerardo Morales (UCR), Rubén Giustiniani (socialismo), Patricia Bullrich (Coalición Cívica) y Luis Lusquiños (del partido de Alberto Rodríguez Saá).

Sobre el control televisivo, la acordada señala que ya se le pidió al director nacional electoral, Alejandro Tulio, "la instalación de cámaras en locales de votación representativos" para verificar, por ejemplo, que a partir del cierre "solo voten los que estaban aguardando turno".

Uno de los problemas que se registró en el 2007, era la sustracción de boletas, sobre todo de los partidos que tienen pocos fiscales. Por eso, la Cámara ordenó que las "autoridades de mesa regulen y supervisen la existencia de boletas (de todos los partidos) en el cuarto oscuro".

El "voto cadena" es otro problema histórico. Un puntero le da a un votante un sobre cerrado con su boleta a cambio de plata u otra prevenda. El votante se guarda el sobre que le dan y el puntero lo usa para continuar con el mecanismo. Por esto, es que la Cámara recordó que la permanencia dentro de los centros de votación de personas ajenas a las mesas es un delito electoral que debe denunciarse a las autoridades.

También se autorizó la presencia de veedores de la oposición en el correo, en el Registro Nacional de Personas (Renaper) y en la sede de Indra que está a cargo del procesamiento electrónico de los votos para el escrutinio provisorio. Indra deberá darle a la oposición el software y el Gobierno, los equipos necesarios para que los fiscales "electrónicos" de la oposición realicen "un seguimiento en tiempo real de las operaciones".

También, la acordada, dispuso la unificación en todo el país del formato de los telegramas y el cruzamiento de la base de datos de los últimos presidentes de mesa con la de los afiliados a partidos políticos para asegurar la independencia en el control del proceso de votación.

Comentá la nota