La Justicia devolvió a Papel Prensa la facultad de fijar sus precios

El juez Marinelli dictó una medida cautelar autónoma contra una resolución de Moreno, que así no se aplicará aun cuando se apele el fallo. Beneficia al Grupo Clarín
La Justicia suspendió ayer una resolución del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que fijaba lo precios de la empresa Papel Prensa y que fue dictada sobre la base de supuestas facultades delegadas por la Ley de Abastecimiento.

Así el Gobierno recibió otro revés judicial mientras todavía sigue en pleno el conflicto por la remoción de Martín Redrado y el uso de las reservas del Banco Central para el pago de deuda.

El juez en lo Contencioso Administrativo Federal Ernesto Marinelli concedió una medida cautelar autónoma, que se tramitará con arreglo a las normas procesales de los juicios ordinarios. Esto es similar a lo que planteó la jueza María José Sarmiento con las reservas del Banco Central y tiene como consecuencia que la apelación del Gobierno ante la Cámara no suspende la medida que beneficia a Papel Prensa.

Además, Marinelli sólo habilitó la feria para notificar, por lo que el Gobierno recién podrá apelar el primer día hábil, o sea el próximo lunes. Esto en lugar de una desventaja para el oficialismo puede resultarle positivo, porque el caso puede caer en una sala de la Cámara que le resulte más favorable que la que está de guardia durante el receso, integrada por las camaristas Clara Do Pico y Martha Herrera, que trabaron el uso de las reservas del BCRA.

Papel Prensa es una empresa integrada por el Grupo Clarín (49%), La Nación SA (22,48%), el Estado nacional (27,46%) y accionistas minoritarios (1,06%).

La resolución 1/2010 de Moreno implica, según Papel Prensa, una expropiación parcial de su derecho de cobrar el precio de los productos que comercializa, ya que la obliga –sin compensarla– a ofrecer a todos sus clientes las mismas bonificaciones, del orden del 12%, que otorga por ventas de grandes volúmenes y de pronto pago.

Al analizar la verosimilitud del derecho de Papel Prensa, Marinelli analizó que la propia resolución 1/2010 dice que fue dictada con fundamento en facultades conferidas en la Ley de Abastecimiento, lo que implicaría que hubo una subdelegación tácita de potestades legislativas del Poder Ejecutivo en una secretaría.

Pero esa subdelegación debería constar en el decreto 2102/08 que incluyó la Secretaría de Comercio Interior en el organigrama del Ministerio de Economía, lo que no ocurrió, dijo el juez, y mucho menos para fijar precios.

Para Marinelli, además, la resolución de Moreno sería un acto administrativo que traspasa sus límites y llegaría a regular una materia que compete al Congreso, como es la fijación de precios.

"No cabe duda, prima facie, que (la redacción de la resolución) importa la fijación del precio en base al cual Papel Prensa deberá comercializar en los sucesivo el papel que produce", insistió Marinelli.

"Cabe concluir, provisionalmente, que la resolución 1/2010 de la Secretaría de Comercio Interior resulta probablemente inconstitucional por carecer de facultades para dictarla, circunstancia que autoriza a disponer, cautelarmente, la suspensión de sus efectos, hasta tanto sea dictada la sentencia definitiva en el proceso que Papel Prensa deberá iniciar" en el plazo legal, indicó el magistrado.

Los abogados de Papel Prensa habían afirmado que la investigación impulsada por Moreno sobre la comercialización del papel por parte de la empresa no habría respetado el derecho de defensa y debate.

Además, habían dicho en su presentación que la resolución de Moreno es lesiva de la libertad de contratar y que consagra una expropiación parcial del giro comercial de la empresa.

Comentá la nota