La Justicia denegó en 2 mesas un pedido de nulidad del PJ

Son parte de las 18 polémicas. Hubiera implicado repetir la elección. Se ratifica la tendencia.
El escrutinio definitivo de los votos de las elecciones legislativas empezó ayer con un condimento extra. El Frente para la Victoria pidió que se anulen las 18 mesas que el domingo no se contabilizaron por supuestas irregularidades; y que son clave para determinar quién se queda con los tres escaños en juego. En las primeras 2, el Tribunal Electoral Federal ya rechazó el planteo y escrutó los sufragios. Por el momento, la tendencia indica que el oficialismo se queda con dos bancas y el frente Unión por San Juan con la tercera.

El recuento de votos empezó a las 18 en el segundo piso del edificio del Correo -donde funcionaba el Instituto Provincial de la Vivienda- y terminó a las 21.50. Se escrutaron las 310 mesas de Capital y las 104 de Santa Lucía y está previsto que la actividad continúe hoy a las 8 y que se extienda durante toda la jornada (Ver pag 3).

El escrutinio empezó con una novedad: un recurso presentado por el Frente para la Victoria, que tiene como principal socio al PJ, para que se anulen las 18 mesas de la polémica. Son las que no fueron sumadas en el recuento provisorio por presuntas anomalías y que serán vitales para despejar las dudas que surgieron el domingo en la noche con declaraciones cruzadas. El Frente para la Victoria salió a adjudicarse con datos propios las tres bancas en juego para Daniel Tomas, Margarita Ferrá y Edgardo Sancassani, aduciendo que habían triplicado al segundo. Por su parte, el frente Unión por San Juan aseguró en base a datos oficiales que el tercer lugar quedó para su primer candidato, Mauricio Ibarra.

Según dijo ayer Guillermo De Sanctis, uno de los apoderados de la lista del oficialismo, el pedido de nulidad se debe a que "en las 18 mesas hay irregularidades". Además, aseguró que "en por lo menos 10, hay más votos que votantes".

El Tribunal Electoral Federal, que integran el juez Federal Miguel Angel Gálvez, el fiscal Federal Juan Carlos Yanello y el presidente de la Corte de Justicia local, Juan Carlos Caballero Vidal, resolvió expedirse a medida que se revise cada urna en particular. Fue así que en las 2 primeras de las 18, denegó el pedido del oficialismo por considerar que hubo errores formales que no distorsionaron el resultado del comicio y fueron contabilizadas.

Las dos urnas en cuestión son la 77 de Capital, de la escuela Esteban Echeverría, y la 1.152 de Santa Lucía, que funcionó en el colegio parroquial. El resultado oficial fue 103 a 31 y 104 a 44 a favor del Frente para la Victoria sobre el frente Unión por San Juan, respectivamente. Cifras que son casi idénticas a las que manejaba el ibarrismo y sobre las que se basaba para decir que aún con el cómputo de las 18 urnas, consagraba a un diputado.

Si el Tribunal Electoral Federal hacía lugar al planteo del oficialismo, al tratarse de urnas vitales para definir el porcentaje que obtuvo cada fuerza, se tendrían que haber celebrado elecciones complementarias. Es decir, que el Poder Ejecutivo Nacional llame a votar nuevamente en cada una de esas urnas para clarificar la situación y la voluntad de los electores involucrados.

En el resto de las mesas escrutadas de Capital y Santa Lucía no hubo mayores problemas y, más allá de que el oficialismo y el ibarrismo capturaron algunos votos que estaban mal impugnados o mal recurridos, fueron contabilizadas. Y fuentes de los dos sectores confirmaron que hasta el momento, el reparto de los cargos da como resultado dos para el Frente para la Victoria -entran Tomas y Ferrá- y uno para Unión por San Juan -Ibarra-.

La incertidumbre está en las 16 que quedan. En la Justicia Electoral ya identificaron sus números y de qué departamento son: 252, 263 y 1.243 de Chimbas; 304, 364 y 1.310 de Rivadavia; 480 y 1.456 de Rawson; 513 de 9 de Julio; 544 de Albardón; 1.567 y 1.582 de Sarmiento; 716 y 727 de Jáchal y 704 y 1.647 de Valle Fértil. Si son anuladas o no y sus resultados se conocerán a medida que avance el recuento.

En la oficina donde se realizó el escrutinio, prácticamente no se vio a los apoderados de las otras listas que compitieron el domingo. Algunos de ellos participaron temprano y después se marcharon, ya sin chances. Todo quedó reducido casi a la exclusiva presencia de apoderados y fiscales -10 por cada lista- de las dos fuerzas protagonistas: el Frente para la Victoria y Unión por San Juan. Hoy, se volverán a ver las caras.

Mientras tanto, afuera no paró de sonar la ruidosa presencia de un grupo de militantes del ibarrismo que se concentró desde temprano en la esquina de avenida Central y avenida Rioja. Pedían por Ibarra diputado nacional y repudiaron lo que consideran, la posibilidad de un fraude.

Comentá la nota