"La Justicia debería investigar la vinculación de Balcarce con los remedios truchos"

Lo aseguró el concejal Rubén Viglianchino quien volvió a cuestionar la fabricación de medicamentos que realizó el Hospital hasta el 2003. "Hay que pedirle a la justicia que investigue como lo hace ahora en la provincia porque podemos llevarnos una sorpresa", sostuvo.
Todo comenzó cuando el ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, desplazó del cargo a su vice, Alberto Costa, luego de que trascendieran supuestos contactos con el empresario Néstor Lorenzo, investigado y detenido por venderle medicamentos adulterados al Estado. A partir de allí, intervino la justicia y hasta el propio ministro se vio obligado a reconocer que "es muy posible que el diez por ciento de los medicamentos" que circulan en el país "sean falsificados".

Además, dijo que la droguería San Javier, de la que es titular el detenido Néstor Lorenzo, estaba en una situación "casi delictual", por lo que había advertido a todos los funcionarios de la cartera para que no le compren medicamentos.

Por otra parte, en el marco de la investigación que sigue adelante el juez federal Norberto Oyarbide, Costa fue vinculado por el magistrado con la empresa San Javier, de propiedad de Lorenzo, acusada de proveer al Estado y a obras sociales medicamentos adulterados. Si bien suena bastante difícil poder establecer algún tipo de vinculación, muchos creen que la olla que se destapó a nivel provincial puede tener ramificaciones que llegarían a distintos distritos de la provincia de Buenos Aires donde existía por ejemplo la fabricación de medicamentos. En Balcarce, el Hospital Municipal dejó de elaborar medicamentos genéricos en el año 2003 en medio de un escándalo sin precedente y bajo fuertísimas acusaciones cruzadas.

El tema nunca quedó del todo claro y ahora el concejal Rubén Viglianchino siembra algunas dudas sobre lo que ocurrió en la ciudad en aquellos años y una posible vinculación con la operatoria de los laboratorios mencionados en la causa que estalló en la provincia de Buenos Aires. "Hoy se está usando una palabra que yo usaba en el año 1995: "todo tiene que ver con todo". En ese plano, a mi no me extrañaría que lo que hoy reventó a nivel provincial con el tema de los medicamentos tenga que ver con Balcarce, si uno traza un paralelismo. La gente deber recordar que en Balcarce se fabricaban remedios que no reunían las condiciones y que generó una denuncia del cónsul italiano en la ciudad de Mar del Plata. La verdad es que somos pioneros en estas cosas de la corrupción. En aquella oportunidad, cuando yo cuestionaba la fabricación de remedios en el Hospital desde el gobierno decían alegremente "bueno, entonces dónde están los muertos", como si yo tuviera que decir donde están. Lamentablemente la historia ahora me da la razón. Hoy la justicia habla de un hecho criminal cuando se le entrega a un paciente un remedio que no tendrá ningún efecto sobre la persona, o lo que es peor le traerá complicaciones que no tenía. Esto pasó en Balcarce y en el momento de denunciar".

Comentá la nota