La Justicia convocará mañana a una audiencia por saneamiento ambiental del Río de la Pata

Armella convocó al Estado nacional, a los municipios bonaerenses de Berazategui y Florencio Varela, al Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires y a las empresas Aguas y Saneamientos Argentinos SA (AySA SA) y Aguas Bonaerenses SA (ABSA), organismos que deberán concurrir a la citación con documentación relevante vinculada al caso.
La causa se inició por una demanda presentada, en el año 2000, por la Municipalidad de Berazategui contra Aguas Argentinas SA y el Estado nacional, donde pidió se ordene ejecutar las obras que sean necesarias para el inmediato cese de la contaminación de las aguas del Río de la Plata, reparar los daños e indemnizar los perjuicios causados por esa situación.

Esa comuna basó su reclamo en que los líquidos cloacales de la Ciudad de Buenos Aires y de algunos partidos del Gran Buenos Aires eran descargados por la empresa demandada directamente al Río de la Plata en crudo y sin tratamiento alguno.

En el caso hubo un pronunciamiento de la Corte Suprema, en julio último, donde ese tribunal dejó sin efecto una medida cautelar dictada por la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata, por la cual se había ordenado la construcción -en el plazo de 18 meses- de una planta depuradora de líquidos cloacales y la prolongación del emisario cloacal existente en dicha localidad.

El Máximo Tribunal había considerado que la medida dictada constituía un anticipo de jurisdicción respecto de aquello que era el objeto de la presente acción, esto es, la realización de las obras necesarias para el cese de la contaminación de las aguas del Río de la Plata y que, además, podía ocasionar a las demandadas perjuicios de difícil reparación ulterior.

Asimismo, había señalado que la complejidad técnica de las obras encomendadas requería, a fin de lograr una solución integral del problema de contaminación del río, ser examinadas en un ámbito de mayor debate y prueba que las que ofrece el proceso cautelar.

La causa finalmente recayó en el Juzgado Federal de Quilmes, quien consideró que se debe determinar si la planta de pretratamiento cloacal proyectada es suficiente para atender todo el caudal de líquidos, pues sostuvo que la planta planeada recibirá descarga de diversos colectores que provienen no sólo de partidos del Gran Buenos Aires (entre ellos, Berazategui y Florencio Varela) sino también de la Ciudad de Buenos Aires.

"No puede analizarse la construcción de la mencionada Planta de tratamiento como si sólo afectara al partido de Berazategui, sino que el examen de la cuestión planteada en el sub lite debe realizarse con una visión superadora y holística del problema que aqueja la zona, con miras a solucionar las cuestiones ambientales del citado municipio, sin desatender las incidencias que afectan al resto de los partidos, las que de solucionarse beneficiarán a la población toda y que, por lo contrario, de continuar, ocasionando finalmente mayores afecciones a toda la zona", destacó Armella en una resolución firmada este miércoles.

Y agregó: "Esta apreciación es la que ha instado la Corte Suprema… cuando ha requerido por parte de este Juzgado Federal una visión integradora de la situación ambiental que atañe a la Cuenca hídrica Matanza Riachuelo y Franja Costera del Río de la Plata".

Comentá la nota