La justicia confirmo a San Fernando en la acción contra el muro.

La Justicia confirmó su postura a favor de la presentación efectuada por el Intendente municipal de San Fernando, Osvaldo Amieiro, junto a vecinos de Villa Jardín, para detener la construcción de un muro que había iniciado el Municipio de San Isidro sobre la Avenida Uruguay el martes 7 de abril, acción repudiada por un amplio abanico de sectores sociales y políticos de la Argentina.
El juez Fernando Manuel Ribeiro Cardareiro, a cargo del Tribunal de Menores Nº 1 de San Isidro dictó sentencia el jueves 23 de abril, a través de la cual ordenó a la Municipalidad de San Isidro destruir y abstenerse de construir un muro o cerco sobre la Avenida Uruguay. Esta medida ratifica la medida cautelar que había suispendido la obra el pasado jueves 8 de abril.

La construcción inconsulta y precipitada de este cerco de hormigón y hierro, que pretendía impedir la circulación de personas y vehículos entre vecinos de ambos Distritos con argumentando razones de seguridad, provocó la indignación de los vecinos y el consecuente recurso de amparo como forma institucional válida para que el Municipio de San Isidro retroceda en sus pretensiones.

La presentación de San Fernando planteó que la acción de la intendencia sanisidrense lesiona garantías constitucionales como las de circular libremente y vulnera principios ratificados en pactos y declaraciones internacionales de derechos humanos.

Ya restituida la normalidad en el barrio Villa Jardín, a ambos lados de la Avenida Uruguay hace dos semanas, el Juez notificó a las dependencias de la Policía Bonaerense, para que se destaquen mayor cantidad de móviles y personal policial a efectos de brindar mayor protección y seguridad a la ciudadanía.

Acciones ante el INADI

Por otra parte, el 20 de abril pasado las Intendencias de San Fernando y San Isidro concurrieron ante el Instituto nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), a efectos de expresar sus puntos de vista respecto del tema.

El representante del INADI, organismo convocante, manifestó su preocupación por el intento de construir el muro y rechazó el discurso utilizado para justificar la medida.

A partir de la denuncia presentada por la Municipalidad de San Fernando, la Intendencia sanisidrense manifestó su voluntad de llevar adelante políticas de integración y aclaró que pretendía controlar a posibles delincuentes. El representante de San Fernando manifestó que al no contar con el compromiso del municipio vecino de no continuar con la medida, mantendrá una actitud expectante sobre futuras acciones del Municipio de San Isidro, especialmente si estas no son comunicadas oficialmente en forma previa a su ejecución.

Comentá la nota