La Justicia confirmó a directores de EDECAT

La jueza Beatriz Wagner hizo lugar a una medida cautelar presentada por el Gobierno. Dispuso el desplazamiento de los anteriores directores clase "A" y su reemplazo con los cuatro directores designados por el gobernador Brizuela del Moral.

La jueza en lo Comercial y de Ejecuciones de Primera Nominación, Rosa Beatriz Wagner, hizo lugar a una medida cautelar presentada por el Estado provincial y confirmó a los directores nombrados en el marco de la intervención oficial de la distribuidora energética. De esta manera, dio respaldo jurídico al procedimiento decidido por el Gobierno, lo que permitirá que las nuevas autoridades sean reconocidas como legítimas, por ejemplo para operar con los bancos.

En la sentencia con fecha 18 de noviembre, la magistrada dispuso el desplazamiento de los directores designados por los accionistas clase "A", Alberto Taselli, Lucas Taselli, María del Carmen Bazán de Barraza y Santiago Fernández, a y su sustitución por los cuatro directores nombrados por la Provincia: Sergio Díaz, Oscar Andreatta, Pablo Gaffet y Horacio Ludueña.

En el texto, la jueza Wagner aclara que hace lugar a la medida cautelar "bajo responsabilidad de la peticionante de responder por las costas y daños y perjuicios que se produjesen en caso de haberla solicitado sin derecho".

La resolución llega a casi un mes que el gobernador Eduardo Brizuela del Moral decidió la toma de control de la firma, tras una crisis que puso al borde del colapso la prestación eléctrica. La intervención se hizo mediante la ejecución de garantía, que implica que el Estado recupera el control del 51% de las acciones, y nombra los directores que lo representarán.

Los nuevos directivos de la empresa convocaron días después a una asamblea de la que participaron los otros tres directores de la firma: dos en representación de los propietarios de acciones clase "B", y uno por los trabajadores, poseedores de las acciones clase "C". En ese encuentro fue elegido Andreatta como presidente del directorio y Gaffet en la gerencia general de la concesionaria.

Uno de los problemas era que la designación de los directores se había hecho con un decreto del Ejecutivo, que de esta manera se inmiscuía en los asuntos de una sociedad anónima. Por eso fue necesario el planteamiento legal para llevar adelante "la ejecución para obtener la realización de los bienes gravados a través de la subasta correspondiente y acorde al fin convenido contractualmente".

Justamente las acciones clase "A", representativas de cincuenta y uno por ciento del capital social de propiedad de IATE S.A., la empresa del grupo Taselli, era la garantía del contrato de concesión de distribución de energía a favor del Estado provincial. Fue por eso que ante los reiterados incumplimientos de la privatizada, de acuerdo a un informe del ENRE, el Gobierno consideró que estaba dado el escenario para proceder con la intervención.

Comentá la nota