La justicia condenó el pago escalonado de salarios a estatales

El juez Laboral Guillermo Penza hizo lugar parcialmente al recurso de amparo presentado por la Asociación de Trabajadores del Estado y ordenó al Gobierno abonar los salarios caídos por paro. Entre los fundamentos argumenta que «se vislumbra la ilegalidad manifiesta en el obrar de la administración» con respecto al pago fraccionado.
USHUAIA.- El pago escalonado de salarios es condenado por primera vez por la justicia fueguina. El juez Laboral Guillermo Penza dio lugar al recurso de amparo de ATE por el descuento de los días de paro y sostuvo que «la huelga es ejercida como respuesta a un incumplimiento imputable al empleador». De esta forma ordenó al Ejecutivo devolver los días descontados; aunque desde el Gobierno ya anunciaron la apelación del fallo.

El pago escalonado en forma sistemática de los haberes y el pago en cuotas de la ayuda escolar, constituyen para el magistrado, «fuera de toda duda, el incumplimiento de una obligación de origen normativo». Penza le recordó al Ejecutivo que el pago escalonado no presenta «una mora ocasional, sino la implantación de hecho de una práctica ininterrumpida, que se ha prolongado en el tiempo, vislumbrándose la ilegalidad manifiesta en el obrar de la administración».

El mismo juez la semana pasada había rechazado una medida cautelar de ATE con resultado provisorio, debido a que no había ingresado a analizar el fondo de la cuestión que se planteaba.

Pero una vez analizadas esas cuestiones resolvió que «la cuestión central se reduce a determinar si los trabajadores tienen derecho a percibir salarios cuando retienen su prestación laboral, en el marco del ejercicio de medidas de acción directa».

Penza menciona que «es posible inferir entonces que en el supuesto en que la huelga es ejercida como respuesta a un incumplimiento imputable al empleador, el trabajador tiene derecho a percibir su salario».

Otro tramo de la sentencia del Juez Laboral sintetiza que «los conflictos de derecho son aquellos que tienen su origen en causas imputables al empleador».

Respecto del pago de haberes, el magistrado señaló que «no estamos frente a una mora ocasional, sino a la implantación de hecho de una práctica ininterrumpida, que se ha prolongado en el tiempo, vislumbrándose la ilegalidad manifiesta en el obrar de la administración».

Además, menciona que «la demandada no intimó oportunamente el cese de las medidas, no instó los procesos previstos para encausar el conflicto, ni esgrime en autos eximentes para su incumplimiento».

La resolución del juez Penza hizo lugar al amparo presentado por ATE y condenó a la provincia para que «dentro del quinto día de quedar firme la presente, abone los salarios caídos por días de huelga, conforme al alcance establecido en los considerandos, con más los intereses devengados que se calcularán a tasa que resulte de promediar la máxima activa con la mínima pasiva que utiliza el Banco Tierra del Fuego».

Comentá la nota