Justicia avanza en objetivos claros dentro de la política de Gobierno.

La lucha contra el narcotráfico, la tarea encarada para desbaratar bandas dedicadas a la trata de personas y la asistencia a sus víctimas, como así también el nuevo diseño de tratamiento a los menores en conflicto con la Ley Penal, fueron los puntos ponderados por el ministro de Justicia, Pablo Francisco Kosiner, en lo que hace a los objetivos cumplidos desde su área en materia de seguridad dentro de la política delineada por el Gobierno.
La creación de la División Trata de Personas permitió el rescate de 18 personas, entre hombres y mujeres, que eran explotados laboral y sexualmente, haciendo realidad la premisa del gobernador Juan Manuel Urtubey de “colocar al ser humano como eje de la gestión”, mostrando una fuerte vocación de servicio de las fuerzas policiales de trabajar en resguardo de la integridad física de las personas.

En este sentido, el responsable de la cartera de Justicia dijo que “cada rescate en materia de trata significa la posibilidad de dignificar la vida de aquellas personas que son sometidas y sufren hostigamiento” por lo que “la tarea de la policía es fundamental, la cual va acompañada por la Oficina de Rescate y Asistencia a la Víctima de la Secretaría de Derechos Humanos”.

Asimismo, Kosiner dijo que tanto el trabajo de trata de personas y el nuevo sistema de tratamiento a menores en conflicto con la Ley Penal, pone a Salta en la vanguardia de dos temáticas que permitirán mejorar la calidad de vida de seres humanos que pasan por situaciones de desprotección.

Comentá la nota