La Justicia apuró al Gobierno para que haya más competencia celular

La Justicia apuró al Gobierno para que haya más competencia celular
Afirman que gracias a la posibilidad de que los clientes se queden con su número cuando cambian de operador móvil, habrá mejor atención y precios más baratos. Las empresas lo resisten. Los detalles.
La Justicia obligó al Gobierno a que introduzca mayor competencia entre las empresas de telefonía móvil antes de la primavera, implementando la portabilidad numérica, es decir el derecho de los usuarios a mantener su número de teléfono cuando cambian de operador.

La Sala V de la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal emitió un fallo por el cual la Secretaría de Comunicaciones deberá reglamentar e implementar la portabilidad numérica para teléfonos celulares en un plazo de 90 días.

El fallo es el resultado de una acción judicial iniciada por una asociación de consumidores que recordó que la portabilidad numérica fue consagrada como un derecho de los usarios cuando se dictó el Decreto 764 del año 2000, que desreguló el mercado de las telecomunicaciones y le quitó a Telefónica y a Telecom el monopolio para brindar el servicio.

"Difícilmente esta decisión implique que en 90 días podamos cambiar de operador sin perder el número. Pero sí en ese plazo debería estar reglamentada la forma en que la portabilidad se lleva a cabo. Habría que ver luego cuáles son los tiempos técnicos para su implementación, cosa que ya sucede en otros países", advirtió el especialista Enrique Carrier.

La Secretaría de Comunicaciones trabaja desde hace unos meses en la reglamentación de la portabilidad, pero según se afirma en el sector, no avanzó mucho.

A su vez, circulan rumores que afirman que los principales especialistas en temas regulatorios de Movistar, Claro y Telecom Personal estarían trabajando en un borrador para acercarle a Lisandro Salas, secretario de Comunicaciones. Las empresas lo niegan.

Los especialistas acuerdan que la portabilidad incentivará la competencia entre las empresas, ya que los usuarios, al tener mayor libertad de elección, les exigirán mejores servicios y precios.

Gerentes de dos empresas de móviles descuentan que la portabilidad funcionará antes de fin de año, pero no creen en sus efectos competitivos: "Lo único que se logra es que tengamos que gastar más en marketing, pero al final las empresas terminan con la misma cantidad de clientes y menos dinero para invertir en infraestructura".

Lo mismo le dijeron a Guillermo Moreno en 2003, cuando asumió como secretario de Comunicaciones. Moreno congeló las tarifas de telefonía fija, pero les dejó a las telefónicas mover los precios de móviles e Internet, los dos servicios de mayor crecimiento. Les aseguró, además, un terreno con poca competencia y sin portabilidad. La Justicia ahora dio vuelta el escenario, aunque sólo para los móviles. Falta la portabilidad para los teléfonos fijos, fundamental para dinamizar la competencia con el avance del triple play. En México, gracias a la portabilidad, Telmex perdió 250 mil clientes a mano de empresas de TV por cable que dan telefonía.

Comentá la nota