La Justicia anuló las subas en la luz eléctrica

El fallo implica que no podrán aplicarse el PUREE, que establecía aumentos porcentuales conforme aumento el consumo de electricidad.
Una resolución del juez federal Luis Dardanelli Alsina dio ayer por tierra con los aumentos en la luz eléctrica y frenó los cortes para los usuarios que no paguen los aumentos surgidos de la aplicación del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE), al dar lugar a una medida cautelar propiciada por la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), en un fallo que seguramente sentará precedente a nivel provincial.

La OMIC bahiense fue el primer organismo en su tipo de toda la provincia de Buenos Aires que impulsó esta acción, por lo que se aguardan, en lo sucesivo, presentaciones similares por parte de otras oficinas del territorio bonaerense.

"Esta es una decisión muy importante para defender a los usuarios y consumidores, generando un precedente histórico", dijo el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pedro Tunessi.

La decisión del magistrado implica que no podrán aplicarse las resoluciones que respaldan al PUREE, que prevé aumentos porcentuales conforme el crecimiento del consumo de electricidad, ni realizar cortes del servicio en caso de no pagarlos.

La aplicación del PUREE --combinado con la suba del cargo variable-- daba lugar a aumentos considerados desmedidos en las facturas del servicio. En algunos casos, los incrementos rondaban el 800% interanual.

El amparo afecta a 85 usuarios --seleccionados entre los 400 casos denunciados-- pero el mismo podrá extenderse a aquellas situaciones que revistan similitudes con los presentados.

"Para que la medida pueda generalizarse a otros consumidores, es necesario que se acerquen a la OMIC (Vicente López 144) con la fotocopia de la última factura de luz, la inmediata anterior y la del mismo bimestre del año pasado lo que, junto a una planilla, hará viable la extensión, siempre que sea posible", destacó el titular de la OMIC, doctor Diego Aldacour.

Agregó que la acción judicial obliga a la empresa concesionaria del servicio, EDES SA, a refacturar al usuario sin considerar la implementación del PUREE.

"Recomendamos a quienes recibieron sus boletas de luz con aumentos de magnitud, aguardar hasta el último vencimiento y que presenten su caso en la OMIC, aún recibiendo el aviso de corte", especificó Aldacour.

La vigencia de la medida cautelar seguirá hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo que motivó los aumentos.

"La cuestión de fondo se refiere a la constitucionalidad o no de las resoluciones que establecen el nuevo cuadro tarifario. La medida cautelar resuelve, provisoriamente, que se paren los cortes, la no aplicación del PUREE y la retroactividad de los incrementos", aclaró el doctor Ariel Zara, integrante de la OMIC.

Antecedentes. A través de la resolución 552, dictada el 28 de mayo de 2004, la secretaría de Energía de la Nación reglamentó la implementación del PUREE, que tuvo por objetivo incentivar el uso racional de energía a fin de generar excedentes para los usuarios que necesitaran incrementar su consumo.

Así se establecieron cargos adicionales para todos aquellos usuarios existentes al 30 de abril de 2004, con consumos superiores a los 300 Kwh por bimestre, que aumentaron su consumo en comparación con el mismo período de 2003, fijando subas en forma creciente por categorías. Simultáneamente, se fijaron bonificaciones en casos de menor consumo.

Más adelante fue dictada la resolución 745, del 9 de mayo de 2005, que sustituyó a la anterior, manteniendo el sistema de cargos adicionales por mayor consumo y de bonificaciones por menor consumo, incorporado a la resolución anterior, pero cambiando la metodología de cálculo (artículo 8) conocida como PUREE 2 y que se encuentra en vigencia.

Mediante la resolución 1169, dictada el 31 de octubre de 2008 por la secretaría de Energía, se establecieron nuevos precios para los cargos variables por consumo, disponiéndose su aplicación a los usuarios residenciales que encuadraran en la categoría, con consumos mayores a 1.000 kwh por bimestre, y a la totalidad de los usuarios comerciales, de acuerdo a distintas categorías y con retroactividad al 1 de octubre de 2008 y hasta el 30 de abril de 2009.

Con respecto a los usuarios residenciales, la autoridad de aplicación interpretó que "los precios estacionales de la energía debían ser concordantes con la capacidad de pago de los distintos estratos sociales..."

La OMIC cita en su presentación que el presupuesto anterior demuestra que el umbral de 1.000 kwh de consumo bimestral estuvo motivado en la concepción de que, a partir del mismo, los usuarios residenciales contarían con capacidad de pago para que se le trasladen los incrementos dispuestos por la prestadora.

El 25 de julio de 2008, mediante la resolución 797, se resolvió excluir a los usuarios residenciales con consumos superiores a los 1.000 kwh bimestrales de la aplicación de bonificaciones por menor consumo.

Por último, mediante las resoluciones 628 y 654 dictadas por el ENRE se aprobó el nuevo cuadro tarifario estipulado por resolución 1169/08 con retroactividad al 1 de octubre de 2008, y se extendieron los cargos adicionales por mayor consumo creados por el PUREE, al universo de consumidores, de acuerdo al nuevo cuadro tarifario aprobado por la resolución 628/08.

Para tener en cuenta. El recurso de amparo contra los aumentos de luz estará vigente para 85 usuarios, aunque aquellos afectados por los incrementos considerados siderales que surgen de aplicar el PUREE podrán desde hoy acercarse a la OMIC (Vicente López 144, de 8 a 16) provistos de las fotocopias de las dos últimas facturas de luz y una de igual lapso del mes anterior.

Comentá la nota