La Justicia ya analiza el amparo ambiental

El amparo ambiental presentado por el Grupo de Vecinos por la Vida de Andalgalá, bajo el patrocinio de los abogados Silvia García y Javier Garín, buscando frenar el proyecto Agua Rica ya tiene juez
. El amparo había sido presentado hace alrededor de dos semanas pero, por sucesivas inhibiciones de los jueces, no habia sido analizado hasta ahora.Tras reintegrarse después de la feria, el juez de control de garantías, Rodolfo Cecenarro, confirmó que se declaró competente en la causa y que comenzará a tramitar el expediente en el que los ambientalistas piden que se frenen las actividades en Agua Rica.

"Estamos pidiendo que Agua Rica no se instale en los cerros del Aconquija, fundamentalmente por ser un "Santuario de la Naturaleza" protegido por la Carta Orgánica del Departamento. Nosotros consideramos que hay derechos fundamentales afectados, y el amparo va a comenzar con una medida cautelar de no innovar, una prohibición de innovar, que hará que la empresa no se pueda instalar y comenzar la explotación. Luego del amparo, veremos cómo se resuelve, pero en principio lo que estamos pidiendo es que se paralicen las obras con esta medida cautelar y, en el fondo de la cuestión, queremos que se impida la explotación, eso es lo que sería el final del amparo", explicó la abogada patrocinante.

Aunque el amparo tiene plazos de resolución exiguos, el juez estudiaría la cuestión con el detenimiento que merece y recién haría su pronunciamiento.

De todos modos, los representantes de los ambientalistas anticiparon que si la Justicia local no atiende su planteo, apelarán en las distintas instancias judiciales. "Hasta la Corte Interamericana podría tomar cartas en el asunto también, en caso de haber poblaciones originarias afectadas", señaló la letrada representante de los ambientalistas.

Por lo pronto, la causa está en estudio por la Justicia analgalense.

Comentá la nota