El Jury admitió la denuncia contra la jueza Fernández

La magistrada civil fue denunciada por mal desempeño en la causa de la quiebra del club Atlético Santa Rosa. El cuerpo abrió una investigación sumaria antes de resolver si la llevará a juicio.
El jurado de enjuiciamiento admitió, prima facie, la denuncia de la abogada Mirtha Lilia Martín contra la jueza civil Susana Ethel Fernández por la causal de mal desempeño y abrió una investigación sumaria. Ese es un paso previo a la resolución sobre si la magistrada será o no enjuiciada.

El cuerpo está compuesto por la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Rosa Elvira Vázquez, los diputados Patricia Lavín (PJ) y Martín Berhongaray (Frepam), y los abogados santarroseños Marcelo Octavio Corrales y Gustavo Alfredo Bergonzi. Los cinco se reunieron por segunda vez ayer a la mañana en la sede del Consejo de la Magistratura.

El jury, por unanimidad, y basándose en el artículo 31, inciso 3), de la Ley 313 de Jurado de Enjuiciamiento, declaró la denuncia prima facie admisible y abrió una investigación sumaria. También citó a Fernández para el martes a las 15.30, a los fines que dé sus explicaciones, y convino que llamará a Martín para que brinde precisiones sobre su presentación.

El inciso mencionado expresa que "si la denuncia fuera prima facie admisible, el jurado oirá al magistrado o funcionario, disponiendo si lo creyere conveniente, una investigación sumaria por intermedio de la presidencia" antes de darle curso o rechazar la denuncia. Una vez que se la da curso a la denuncia comienza el proceso propiamente dicho.

La abogada Martín denunció en mayo a Fernández, titular del Juzgado en lo Civil 1 de Santa Rosa, porque consideró que tuvo un mal desempeño en la tramitación de la quiebra de club Atlético Santa Rosa, ya que aceptó una propuesta -que calificó de "abusiva"- de parte el ex presidente de la institución, Miguel "Huevo" Gómez. Este, junto al ex prosecretario Jorge "Toro" Sánchez y el ex protesorero Raúl Talmón, fueron condenados penalmente por el delito de defraudación en perjuicio del club.

¿Cuál fue el acuerdo presuntamente abusivo? Gómez le ofreció al fideicomiso que administra a la institución, devolverle 33 hectáreas que están sobre la ruta nacional 5 y que permanecen en su nombre -aunque habrían sido adquiridas con dineros de Santa Rosa- a cambio de que el club "desista de todas las acciones" legales iniciadas contra él y su hijo Gastón y que, además, se haga cargo de los honorarios de los abogados y peritos involucrados en el expediente. Esas erogaciones, más las deudas con la Dirección General Impositiva y la Caja Forense, rondarían el 1.300.000 pesos. Fernández y el fideicomiso avalaron el ofrecimiento del condenado.

La denunciante, en el escrito elevado al jury, sostuvo que "la sentencia (de Fernández) peca de bondad excesiva o descuido, superando los límites de la buena fe, la moral y las buenas costumbres".

Comentá la nota