Juri lanzó la filial duhaldista en Tucumán

“Puedo discutir todo, menos que se trate de dividir a los argentinos entre ricos y pobres, o entre oligarquía y pueblo, o entre izquierda y derecha”. Fernando Juri virtió ayer estos conceptos, durante el lanzamiento oficial de la filial tucumana del duhaldista Movimiento Productivo Argentino (MPA).
A la presentación -hotel Garden Park- asistieron dirigentes políticos, sindicalistas y ruralistas de diversas extracciones. El ex vicegobernador estuvo acompañado por Carlos Brown y Silvina Viazzi, presidente y secretaria académica del MPA en el orden nacional.

“Trabajamos en dos frentes. Uno es el MPA, donde promovemos la discusión de políticas de Estado, que deben estar por encima de las ideologías, los intereses sectoriales y de los partidos políticos. El otro frente es el PJ: si se dan las condiciones, estoy dispuesto a ir a internas en mi partido”, manifestó Juri, luego, en diálogo con LA GACETA.

Brown, por su parte, cargó contra el Gobierno nacional, al que acusó de carecer de un plan estratégico y productivo para el crecimiento de la Argentina. “Por el contrario, vemos una administración que genera enfrentamientos sin sentido con el campo. Generaron el cierre de las exportaciones cuando había mayor avidez por la producción argentina”, sentenció.

Viazzi, por su parte, ratificó que el MPA no es un partido político ni va a serlo. “Somos un espacio multisectorial y multipartidario, que convoca a la discusión de ideas y proyectos desde el pluralismo. Lo que nos diferencia del Gobierno es que nosotros sí tenemos un plan estratégico para el país”, aseveró.

Opiniones de invitados

“Hay que dejar de lado las ideologías y las banderas políticas para crear espacios como el MPA, donde puedan discutirse políticas de Estado”, manifestó el edil capitalino José Costanzo (Partido Autónomo). El ex vicegobernador Raúl Topa defendió que se de cabida a pensamientos diferentes. “El Gobierno tiene actitudes autoritarias y autistas. Y en algunos temas, niega la realidad”, contrastó.

Ernesto Padilla, a su turno, saludó que haya un lugar convocante para partidos e instituciones intermedias. “Tucumán necesita un diálogo plural, no un pensamiento único”, afirmó el titular de Recrear.

El ex senador José Carbonell, en tanto, reivindicó al MPA como un promotor de ideas. Aseguró que si los productores hubiesen tenido mayor presencia en la vida política, jamás se hubiese producido la crisis entre el Gobierno y el campo.

El titular de la Unión de Docentes Tucumanos (UDT), Carlos Giménez, reivindicó la apertura de ámbitos para el diálogo. Por su parte, la ex concejala Marta de Ezcurra sostuvo que el pluralismo del MPA se opone al autoritarismo de FR, “donde no pudieron doblegarme”. El ex edil Eduardo de Zavalía, en tanto, elogió que el MPA busque la manera de sacar adelante al país convocando a la participación.

Comentá la nota