"Jure no va a poder seguir gobernando si continúa quedando bien con todos"

Para Enrique Novo, el intendente debe definir si su gestión prioriza a la gente o a los que tienen el poder.

Dice que no se siente un opositor a ultranza del gobierno de Juan Jure; incluso afirma que ha aprobado la mayoría de los proyectos presentados por el oficialismo.

Pero Enrique Novo no vacila en señalar que esta gestión no puede continuar respondiendo simultáneamente a los intereses de la mayoría del pueblo y los del grupo que detenta el poder en Río Cuarto.

En el espacio de entrevistas realizadas por los usuarios de Puntal.com.ar, el concejal del Frente de la Gente señala el caso Gamsur como el mejor ejemplo de esa peligrosa dualidad.

Aunque remarca que los ciudadanos deben involucrarse en la política partidaria, reconoce que no es fácil cumplir el rol de oposición en una ciudad en la que aquel poder está en manos "de ex funcionarios y privados que manejan mucho dinero público".

-¿Sigue pensando en dejar el cargo de concejal al cumplir dos años de mandato?

-Sí. Tanto en 2004 como en 2008, habíamos dicho que cada concejal iba a estar dos años para que después continúe quien siga en la lista. Entonces el año que viene renunciaré, aunque seguiré apoyando a Claudia Bringas. En 2012 no vamos a ser candidatos a concejales para que se renueve la representación del Frente de la Gente. Cualquier afiliado tendrá la oportunidad de ocupar una banca. Queremos mostrar a la sociedad que se puede actuar en forma distinta, que se puede estar en política sin aferrarse a cargos o remuneraciones. Por eso el año pasado tampoco acepté el aumento de la dieta. Se puede hacer algo distinto. Hay que intentarlo. Si bien es importante que haya funcionarios que tengan experiencia en política, el Concejo Deliberante también debe estar integrado por personas que presten un servicio a la comunidad por dos años. Y que durante ese mandato, y a posteriori, sigan con sus actividades particulares. Eso enriquece a cualquier órgano deliberativo. Por eso proponemos que la gente se arrime a los partidos para que haya cada vez más gente que busca estar un tiempo y nada más, prestando un servicio.

-Su figura ya ha trascendido al FreGen. Parece haber tomado más peso que el de esa estructura que representa.

-Puede ser, pero no es lo que buscamos. Lo que queremos es que el partido siga, pese a las personas. Si construimos algo que depende excesivamente de una persona, esa persona comienza a sentirse imprescindible y a actuar de una manera que no es la que pretendemos. Uno puede tener un perfil más alto, otro puede tener más aptitudes, pero ninguna persona es imprescindible para el futuro del Frente de la Gente. Acá no hay ningún superdotado. Me tocó estar en un momento crítico de la Municipalidad y por ahí sobresale más la figura de la oposición, incluso por una situación confusa entre los roles del oficialismo y la primera oposición. Por eso creo que en otra situación mi figura no hubiera aparecido tanto. Para mí es algo coyuntural. Incluso si en 2012 hubiere cualquier otro candidato a intendente por nuestro partido, mejor.

-Habla de confusión de los roles del oficialismo y la oposición. Otros ya señalan que la oposición real que ha tenido el gobierno de Jure ha sido la de los bloques unipersonales del FreGen y la Coalición Cívica, no el PJ.

-El primer año, el peronismo nos cedió el lugar. Si el PJ hubiera cumplido su rol de oposición fuerte… Nosotros somos partidos chicos, nuevos, no tenemos peso en la prensa. Figuramos más porque aparecemos como las únicas voces distintas y con un mensaje bien claro. Ahí fue un error del justicialismo. Pero están a tiempo de cambiar. Además, nosotros fuimos oposición fuerte en algunos temas. Yo voté a favor más del 60% de los proyectos que presentó el oficialismo. Lo que pasa es que hubo proyectos que jurídicamente, políticamente eran inviables, o se prestaban para la posibilidad de delitos de guante blanco. Y ahí voté en contra.

-¿Será que esos proyectos eran los que el gobierno consideraba cruciales? Por caso, Gamsur.

-Puede ser. Gamsur es una nebulosa que no pueden disipar. La situación ya viene con un terrible desmanejo de antes, y al momento de ponerse los pantalones largos para decirle a la gente cómo está la situación y qué tenemos que hacer para mejorarla, este gobierno no lo hizo. No sé por qué, pero no lo hizo. Habían formado parte de la misma gestión, pero si por lo menos decían las cosas en buena ley, marcaban el camino para quitar la nebulosa. Ese peso lo tienen ellos, no es que nosotros aprovechamos. A mí me hubiese encantado apoyar un proyecto del oficialismo, pero acorde a derecho. Yo no estoy acá para obstruir a Jure. Yo estoy para remarcar las cosas que están mal y si no las corrigen votar en contra. Ese es el rol que me dieron los más de 5 mil votos que recibí. No me dieron un mandato para castigar a Jure. Es más, muchos creían que nos podíamos sumar al oficialismo. Yo dije que no cuando me invitaron después de las elecciones, y también antes. Dije que iba a ocupar la banca para tratar de enderezar el barco si se tuerce el rumbo. A veces no lo lográs y votás en contra. Pero no siempre. Pasa que no tiene trascendencia el voto a favor. La gente espera el voto en contra. Pero no es fácil hacerlo.

-¿Por qué no es fácil?

-Porque no hay un buen ambiente en Río Cuarto. Por ejemplo, dos horas antes de la sesión en que se votó la compra de las acciones de Gamsur, una policía llegó a mi casa con órdenes de protegernos, porque les habían dicho que podía haber agresiones. Aquello no fue ingenuo. Con esas cosas te quieren hacer sentir que el poder está en otro lado. Algunos dicen "votar en contra es fácil". ¡Qué va a ser fácil! Hay que estar en ese lugar. Lo mismo le pasó a Scoppa. Yo voté en contra por los errores que estaba cometiendo el oficialismo. Pagar una empresa que no tiene valor a 4 millones, más 9 de deuda, con dinero de la gente. Está todo fundido y de repente compran esto… Es terrible. Ahora el tema es el precio nuevo de Gamsur. Yo les dije que la desactualización del precio brinda excusas para que quienes se prestan al guante blanco digan: "Hacen falta mayores costos". Y ahí meten en la bolsa cualquier cosa. No. Pongamos precio, que sirva para pagar los gastos y no hablemos de mayores costos después. Pero para poner el precio manden la documentación. Todo el mundo pide facturas. ¿Cómo no lo vamos a hacer acá, que es dinero de la gente? Queremos que Gamsur siga y bien, no que se preste para algo turbio. Y si alguna vez se prestó para algo turbio, no tenemos que consentirlo con nuestro voto. Si ese es el karma del Ejecutivo, es porque ha decidido no tomar una postura firme y definitoria. Podría haberlo hecho, pero no lo hizo. Y desconozco por qué.

-Dice que intentaron hacerle sentir que el poder está en otro lado. ¿Dónde está ese poder?

-El poder está en un grupo de personas, cuyas caras visibles han sido muy pocas, que manejan muchísimo dinero. Y gran parte de ese dinero sale de los fondos públicos. Unos son funcionarios, o ex funcionarios, otros son personas privadas que han aprovechado su contacto con esa gente y han desfinanciado el Municipio. Y no solamente Gamsur. Con la información que ya hay, en cualquier país normal, un fiscal tomaría cartas en el asunto. Se puede hacer algo, pero tenés que tener fuerza y decisión. El gobierno actual no lo tiene. Espero que cambie, porque hay tiempo. Por el bien de Río Cuarto, y por el bien de Jure. Si quiere seguir quedando bien con todos no va a poder seguir gobernando, se tiene que definir si quiere quedar bien con la mayoría de la gente o con un grupo.

-Si bien falta para el 2012, se menciona un acercamiento entre el FreGen y la Coalición Cívica que encabeza Scoppa.

-Ya lo hubo antes de la última elección, nada más que no hubo tiempo. No se dio la situación y aunque me hablaban bien de él, yo no lo conocía. Estamos lejos pero si fuera hoy habría muchas posibilidades. Yo me he sentido más cerca de la forma de actuar de Eduardo que de otros partidos.

81

proyectos presentó el bloque del Frente de la Gente en su primer año en el Concejo. Más del 30 por ciento fueron aprobados.

Pregúntenle a Sabatella

-El presidente del bloque de Unión por Córdoba dijo que para los seudopartidos es más fácil hacer oposición porque nunca van a llegar al poder. La alusión era, obviamente, a ustedes.

-Le respondo con una frase de Perón: la única verdad es la realidad. Pregúntenle a Sabatella, con un partido pequeño, qué hizo en Morón. No estoy ni cerca de su forma de trabajar, de su gestión y dedicación, pero con 29 años ganó las elecciones y comenzó un profundo cambio. Y no venía del partido justicialista ni del radicalismo, venía de uno de ésos que él (Núñez) llama seudopartidos. Y aunque le ofrecieron mil veces cambiar, él sigue firme. Hoy es la figura joven más importante de la política.

Comentá la nota