Jure, contra Ergon: "No debe haber más administradoras"

El intendente dijo que les darán asesoramiento legal y contable gratuito a las cooperativas contratadas por el Municipio. "Los que tienen que ganar son los que trabajan y no los que administran", declaró
Después de las denuncias que presentaron tres cooperativistas que están bajo la órbita de la Fundación Ergon, el intendente Juan Jure manifestó ayer que ya no quiere intermediarios y que pondrá a disposición de los 160 trabajadores los recursos técnicos necesarios para que dejen de depender de una administradora que se queda con el 40 por ciento de sus ingresos.

"Son las cooperativas las que deben renunciar, pero yo le garantizo a la gente, que tiene cierto temor, que no se va a quedar sin trabajo. Además, nosotros les vamos a dar asesoramiento gratuito para que llegue a ellos la mayor cantidad posible de dinero", manifestó el jefe comunal.

En los últimos días, la Fundación Ergon ha estado en el centro de la escena porque tres cooperativistas denunciaron, por un lado, que la administradora se queda con una fuerte porción del dinero que debería llegar a los trabajadores y, por el otro, que les hacían firmar cheques en blanco y que existían irregularidades en los pagos a la Afip, la obra social y la ART.

Actualmente, nueve cooperativas que están formadas por 160 personas son administradas por Ergon, una fundación de origen alonsista que nació en 2006. Entonces, gobernaba Benigno Rins, que tuvo, al igual que Jure, como aliado al grupo político de Gumersindo Alonso.

En teoría, las 160 personas de bajos recursos que están en las cooperativas eligen voluntariamente a Ergon; sin embargo, los abogados de las tres mujeres que denunciaron a la Fundación aseguran que no tienen opción, que les inculcan el miedo de quedarse sin trabajo y que, en muchos casos, ni siquiera se conocen entre ellas. Lo cierto es que deberían cobrar entre 1.250 y 1.300 pesos pero sólo reciben entre 690 y 750 pesos por mes por hacer tareas de limpieza y administración en la Municipalidad.

Ayer, el intendente habló del tema por primera vez y dijo que no le importa que Ergon sea alonsista: "Nuestra decisión es que no haya administradoras".

-Hay cooperativistas que denuncian que Ergon se queda con mucha plata ¿Qué va a hacer el gobierno municipal?

-Lo que venimos haciendo es una política de desarrollo de cooperativas desde la propia Municipalidad. Las cooperativas organizadas desde el Estado vienen prestando servicios y lo están haciendo bien y vienen cobrando lo que tienen que cobrar. Lo que vamos a hacer con las demás es que, cuando vayan terminando los convenios, les ofrecemos el asesoramiento legal y administrativo del Estado de manera gratuita para que a la gente le lleguen los recursos, que se distribuyan entre todos y no vaya a las administradoras. Pero las cooperativas deben tomar la decisión. Nosotros les ponemos a disposición la estructura municipal para que no tengan costo. A mí, lo que más me importa es que a la gente le llegue la mayor cantidad posible de recursos.

-Pero es una fundación alonsista, un grupo político aliado a su gobierno.

-No hago ese análisis y no me interesa. Lo único que me importa es que a la gente le lleguen los recursos como corresponde y que los que en definitiva terminen ganando sean los que trabajan y no los que administran. Actualmente, nosotros estamos tomando contacto con las cooperativas para ofrecerles un asesoramiento gratuito y para que tomen distancia del administrador.

-¿La desvinculación con Ergon se va a poner como condición en los nuevos convenios?

-Eso lo tenemos que estudiar, si se puede incluir alguna cláusula. Pero la decisión política es trabajar de manera directa con las cooperativas para que no haya más administradoras al medio que terminen manejando los recursos de los otros.

-Pero hay gente que tiene miedo de quedarse sin trabajo.

-Para que no haya dudas: las cooperativas prestan un servicio y la garantía del intendente es que van a seguir prestándolo aunque no esté al medio la administradora. Pero que se queden tranquilos porque vamos a cuidarlos.

El intendente dijo que, desde que asumió, se ha elegido una modalidad de cooperativa que elimina las comisiones y deja la plata en las manos de quienes trabajan.

Entre firmas y deudas

En sólo siete días, tres mujeres denunciaron irregularidades en el manejo administrativo de las cooperativas de trabajo que contrata la Municipalidad. Y le apuntaron a la Fundación Ergon, que nuclea a diez de ellas.

Primero, Paola Castagnino y Mercedes Rosales, que integraban la cooperativa Informática Riocuartense Ltda., se presentaron ante un abogado porque habían descubierto que tenían una fuerte deuda impositiva en la Afip y en la obra social. Además, aseguraron que les hacían firmar cheques en blanco porque eran presidenta y secretaria de la cooperativa.

Las mujeres denunciaron que Ergon cobraba 1.300 pesos por cada uno de los trabajadores y ellos, en sus bolsillos, sólo recibían 780. Hay casos en que el sueldo es inferior a los 700 pesos.

Ayer, este diario publicó una nueva denuncia: Lorena Coria aparecía como tesorera en Mantenimiento y Construcción de Rio Cuarto Ltda. También señaló que le hacían firmar cheques en blanco pero que jamás realizó ninguna otra tarea relacionada con su cargo administrativo. Coria presentará una demanda porque tuvo un accidente laboral y la ART contratada por Ergon no le dio cobertura.

Comentá la nota