Juraron los miembros del Consejo de la Magistratura

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Ángel Ávila, tomó juramento ayer a los miembros del Consejo de la Magistratura.
El órgano tiene carácter constitucional y se encarga del proceso de selección de los jueces inferiores y los fiscales y defensores de los Ministerios Públicos. También se encarga de la tramitación, investigación y acusación en los procesos de remoción de estos funcionarios ante el Jury de Enjuiciamiento.

Ávila juró representación del máximo órgano judicial de la Provincia y presidirá la entidad. Luego lo hicieron el fiscal General, Claudio Ana, el defensor General, Santiago Ríos.

En representación de la Función Legislativa juraron los diputados Sergio Casas, Ángel Páez y Joaquín Nieto, recientemente nominados por la Cámara de Diputados, en tanto que por el Poder Ejecutivo estará representado por Héctor Durán Sabas y Graciela Nader; y nombre de los jueces inferiores y los Ministerios Públicos, juraron: Roberto Pagotto, José Emilio Canavessio y Manuel Giménez Martín.

A nivel de miembros suplentes asumieron, en representación del Poder Legislativo, los diputados Camila Herrera y Juan Carlos Vergara, por el Poder Ejecutivo, María Inés Frasca y Francisco Brizuela Montenegro y por el Poder Judicial: Sofía Elena Nader de Basaní, Andrea Cecilia Moreno y Myriam Bonetto.

En la oportunidad, Ávila aclaró que la conformación de este Consejo es un requisito previo para que comience a funcionar el Jurado de Enjuiciamiento. También aclaró que la ausencia del miembro del Consejo de Abogados en el organismo se debe a que esa institución "aún no designó a su representante y esperamos que lo hagan prontamente", dijo.

"Creo que ellos (Consejo de Abogados) eligieron una vía judicial y nosotros no podemos mantenernos inactivos ante una carencia importante de magistrados y funcionarios que llega alrededor de una docena", agregó.

En este marco, Ávila detalló que en la Capital es necesario designar a un juez de Instrucción, otro de Cámara y un tercero de Ejecución Penal. En Chilecito hace falta un fiscal de Cámara, en Chamical dos jueces de Cámara, un juez de Instrucción en Villa Unión y jueces de Paz Lego en Aimogasta y Chepes, entre otros cargos.

Comentá la nota