Juraron los diputados electos el 28 de junio

Néstor Kirchner, Francisco De Narváez, Felipe Solá y Ricardo Alfonsín, entre otros, juraron como diputados nacionales. El oficialista Fellner seguirá presidiendo la Cámara, pero la vicepresidencia pasará a manos del opositor Ricardo Alfonsín. Además, el kirchnerismo quedó en minoría en todas las comisiones.
La jura de los nuevos diputados arrancó con un hecho inédito e insólito: mientras el kirchnerismo se negaba a bajar al recinto, la oposición logró quórum propio y forzó el inicio de la sesión.

La peronista disidente Graciela Camaño subió al lugar del presidente de la Cámara y convocó a la diputada del PRO Lidia Satragno (Pinky) para que encabezara la sesión. Pinky la dio por inaugurada y recién entonces, y en un ambiente caldeado, los oficialistas entraron.

La escena del recinto de Diputados con quórum y sin presencia de oficialistas fue la primera imagen de un cambio que se reflejó en las últimas elecciones legislativas y que anuncia un clima de tensiones en el Congreso Nacional.

Originalmente, la jura estaba prevista para las 17.00. Pero la sesión recién tuvo quórum cerca de las 18.00 y sin la presencia de los diputados K.

La presencia de más de 140 diputados sentados en las bancas -once más que las necesarias para lograr sesionar- fue la señal que obligó a Néstor Kirchner a, finalmente, aflojar la cuerda y dar la orden de regresar al recinto a los oficialistas.

Muchos de los diputados K, minutos antes de iniciarse la jura, habían abandonado, por propia orden del ex presidente, el recinto por diferencias en el acuerdo del reparto de las comisiones, una señal del clima de tensión instalado en los minutos previos.

El retraso se debió a las arduas negociaciones que mantenían kirchneristas y opositores sobre la distribución de poder en el nuevo Parlamento.

El oficialismo negaba un acuerdo que la oposición aseguraba que había alcanzado y por eso no bajaba al recinto. Ayer juraron los diputados cuyo mandato comienza formalmente el 10 de diciembre y culmina a fines de 2013.

La sesión de ayer, en la que tienen voz y voto, es sólo a efectos de su jura y de la definición de las autoridades de la Cámara y la composición de las comisiones para el próximo período.

El listado de los diputados con mandato hasta 2013 incluye, entre otros, al ex presidente Néstor Kirchner; la titular de la Coalición Cívica, Lilita Carrió; la ex vicejefa del gobierno porteño Gabriela Michetti; el diputado Francisco De Narváez (que renueva su mandato); el ex gobernador bonaerense Felipe Solá; Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, y Margarita Stolbizer.

La oposición se impuso

Tras la jura de los 127 nuevos diputados se llegó a un cuarto intermedio, donde oficialistas y opositores retomaron las negociaciones por los cargos y el control de Diputados, donde la incertidumbre continuaba en los pasillos.

Entonces, los diputados Agustín Rossi, Felipe Solá, Adrián Pérez, Patricia Bullrich, Rubén Lanceta, Eduardo Macaluse, Claudio Lozano y Lisando Viale, entre otros, se reunieron primero en el recinto y luego en una sala siguiente.

A esta altura, el oficialismo no aceptaba perder la mayoría en las comisiones estratégicas, mientras el PJ disidente no quería que el oficialismo se quedara con la vicepresidencia segunda del cuerpo.

Dos horas después, el radical Oscar Aguad tomó la palabra e inició el principio del final, donde lejos de un acuerdo, las disputas continuaron y derivaron en una polémica votación.

Así fue que la Cámara de Diputados aprobó una moción de Aguad para que en la misma sesión de anoche se vote a las autoridades del cuerpo y a la nueva conformación de las comisiones. El oficialismo volvió a oponerse, pero perdió la votación. Eduardo Fellner continuará como presidente. Es que como los reglamentos de la Cámara indican que la conformación de las comisiones debe respetar la proporción del recinto, por lo que el oficialismo se vio casi obligado a ceder el control.

El jefe del bloque de Diputados de la UCR, Oscar Aguad, propuso votar "de seguido" las autoridades de la Cámara Baja, así como la distribución de las comisiones.

"Votar simultáneamente", propuso Aguad, lo cual fue aprobado por los diputados, por lo que en la sesión de anoche se votó a las autoridades del cuerpo y a la nueva conformación de las comisiones.

Por su parte, el jefe del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, se quejó: "Hubiese sido más prolijo haber elegido a simple pluralidad de sufragios al presidente y a los vicepresidentes del cuerpo y después plantear una moción para plantear la integración y la conformación de las comisiones".

De esta forma, los titulares de los bloques de la Cámara de Diputados avanzaron en un acuerdo que estableció una votación conjunta de las autoridades de la cámara y una posterior elección de la integración de las diferentes comisiones.

El acuerdo comprende que la presidencia de la Cámara queda en manos del Frente para la Victoria, la vicepresidencia primera para la UCR, en manos de Ricardo Alfonsín. En la vicepresidencia segunda de la Cámara fue electa la kirchnerista mendocina Patricia Fadel, mientras que la vicepresidencia tercera quedó vacante.

El oficialismo también perdió la mayoría en todas las comisiones. Lo que se votó fue una composición de comisiones que respetara la proporcionalidad de la Cámara. Pero eso no ocurre en cuatro particularmente sensibles: las de Presupuesto, Asuntos constitucionales, Peticiones, y Juicio político, en las que el oficialismo tendrá la mitad menos uno de los miembros, una proporción mayor a la que conserva en la Cámara.

El resto de las comisiones se integrará mediante el sistema D’Hont, con el 45,9% para el Frente para la Victoria y el 54,1% para el resto de los bloques. En este sentido, 20 comisiones permanentes serán presididas por el oficialismo y sus aliados y las otras 25, por la oposición.

Otro pedido oficialista que no prosperó fue la incompatibilidad de cargos que mantiene el sanjuanino, Mauricio Ibarra (Unión por San Juan). Rechazan que Ibarra sólo haya pedido una licencia en su cargo como intendente de Rawson; y a su vez, ayer, se hizo cargo de una banca en la Cámara de Diputados. (Ver Siguen las fuertes críticas contra Ibarra).

Así terminó la jornada de ayer, plagada de idas y venidas, negociaciones internas y multipartidistas, y una polémica votación final fue la que vivió la Cámara de Diputados en su forzada primera sesión con la nueva composición.

Comentá la nota