Hoy Un Juramento

Y mañana, quién sabe. En términos aproximados, así podría definirse al frágil acuerdo que sellaron el Gobernador Das Neves; el intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche; y el secretario general de la Uocra, Mateo Suárez, en el que se mezclan la política, el empleo y la economía. "Convivencia hasta el 2009, después se verá, como con Kirchner", tradujo uno de los operadores del Ejecutivo.
"Putearse abajo y abrazarse arriba no es mucho negocio. Los militantes se desconciertan y la gente común termina por asquearse de la postal del abrazo. Esta película ya la ví", agregó esa misma fuente, que gastó baterías de su celular hablando y hablando en las horas más negras.

"Si hay un costo, lo va a pagar (el secretario de Infraestructura, Alejandro) Pagani. Le pegó Mateo (por Suárez) y ya lo había matado el Gobernador", contó y/o adelantó ese portavoz.

Pagani es el punto más débil del ecosistema de la crisis y todos le cargan las culpas, por esa misma condición. Según el gremialista, al que la justicia nunca pudo imputarle su presunta responsabilidad en el ataque a dos militantes sociales en Puerto Madryn, porque la Uocra no le quitó los fueros, el funcionario "hizo promesas que nunca cumplió".

Para el Gobernador y el Gobierno, es el fusible que podría saltar para atemperar las broncas. Ya se rumorean cambios en diciembre, por ese y otros motivos, más o menos parecidos.

Comentá la nota