Jurado del caso Antonini, sin veredicto

La jueza de Miami Joan Lenard le ordenó ayer al jurado que debe fallar en el caso del valijero Guido Antonini Wilson que continúe deliberando hoy después que ayer, tras cuatro días de discusiones, no pudo llegar a un veredicto unánime dejando en manos de la jueza la continuidad del proceso.
El jurado le había comunicado más temprano a la jueza que hasta el momento no le era posible llegar a un acuerdo ya que para emitir sentencia debe haber unanimidad de criterio entre los 12 integrantes. Después de esa comunicación la jueza citó al fiscal Thomas Mulvihill y a Edward Shohat, abogado de Franklin Durán, el acusado en el juicio, para tratar de tomar una decisión que, finalmente, fue solicitar al jurado que siga deliberando.

En el sistema estadounidense cuando un jurado tiene la imposibilidad de lograr un acuerdo, el juez del caso puede optar por declarar nulo el juicio o exigir a los jurados que continúen deliberando.

Después de varias horas, Lenard finalmente instruyó a los integrantes del jurado para que prosigan con sus deliberaciones y les indicó que tienen tiempo de llegar a un veredicto unánime, ya que apenas comenzaron a reunirse el viernes pasado y así se lo notificó a la defensa y a la Fiscalía.

Petición

Más temprano, cuando se conoció que nuevamente los jurados no podrían llegar a un veredicto, Mulvihill había pedido que se le diera más tiempo para intentar conseguir unanimidad.

Pero ante esa declaración, Shohat, anunció que estudiaría con su cliente la posibilidad de solicitar que se desestime el juicio en su contra. Pero, finalmente, la petición del abogado de Durán a la jueza fue que solicitara al jurado que intentara alcanzar un veredicto unánime.

Como sucedió ayer, en los próximos días la decisión de si el juicio se declara nulo o si se elige a otro jurado está en manos de la jueza. Esto podría suceder esta semana si es que los 12 miembros del jurado continúan sin llegar a un acuerdo.

La Fiscalía acusa a Durán, de 41 años, de conspirar y actuar en EE.UU. como un agente de un gobierno extranjero, el venezolano, sin registrarse ante la Fiscalía General para ocultar el origen y destino de la valija con u$s 800.000 confiscada en aeroparque el 4 de agosto de 2007 a Antonini Wilson.

Ese dinero, de acuerdo con la acusación de Mulvihill, presuntamente fue un aporte del gobierno de Hugo Chávez a la campaña presidencial de Cristina de Kirchner y provenía de fondos de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

En la presentación de la defensa y el alegato final, Shohat negó que el empresario actuaracomo agente del gobierno venezolano y afirmó que su única intención era ayudar a Antonini, su amigo de hace 20 años.

Comentá la nota