Jura por partida doble.

Sonia Sotomayor prestó juramento ayer como la primera jueza hispana de la Corte Suprema, en una breve ceremonia en la que prometió defender la Constitución y administrar justicia de forma imparcial.
Sotomayor, de 55 años, es la tercera mujer en los 220 años de historia del alto tribunal. Con su mano izquierda sobre una Biblia sostenida por su madre, Celina, Sotomayor prestó su segundo juramento del día frente al presidente de la corte, John Roberts, en una sala de conferencias de la sede del tribunal, bajo un retrato del legendario presidente John Marshall. Es la primera ocasión en que ese acto se transmite en vivo por televisión.

Minutos antes, había hecho el primer juramento en una ceremonia privada en la habitación donde los jueces se reúnen a puertas cerradas.

Comentá la nota