Van juntos pero están peleados.

Hasta hace dos semanas, el piquetero Raúl Castells y el ex juez federal Julio Cruciani eran aliados políticos. Incluso una propaganda que se emitió hasta el viernes en un canal de cable los mostraba como candidatos de una misma lista. "En Capital vote Cruciani; en Provincia, Castells. Vote lista 60. Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados", rezaba la placa amarilla. Sin embargo, ahora el ex juez niega que exista tal acuerdo, pero el piquetero lo ratifica.
"Yo no tengo ningún acuerdo con Castells, y la propaganda que él hizo me ha perjudicado muchísimo. Acá lo único real es que los jubilados de Castells me apoyan en la Capital. Imagínese que si me quieren apoyar yo no me voy a oponer. Pero acuerdo no hay", le dijo Cruciani a PERFIL. "Si él dice eso será porque algún oligarca de Recoleta se habrá molestado, pero acuerdo hay, incluso hombres nuestros van a ir en la lista de él", ironizó el dirigente social.

Castells va como candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y Cruciani aspira a una banca en la Cámara baja representando a la Capital Federal.

Las confusión sobre el acuerdo entre ellos no se agota allí. Castells añadió en diálogo con este diario que el MIJD apoya la candidatura de Cruciani, pero que no respalda al partido que lo promueve, porque "es un partido de derecha. Y nosotros no vamos a tejer alianzas con ningún partido de la derecha. Cruciani es, sin embargo, un hombre independiente". Es decir que, el MIJD, tiene una alianza con el candidato, pero no con el Partido Federal, que utilizará Cruciani para ir a las urnas.

Hace dos semanas, conociendo el acuerdo entre los candidatos, PERFIL quiso entrevistarlos juntos, pero ellos pidieron una semana para coordinar lo que iban a decir en la entrevista. Prometieron la nota para la semana siguiente. Pero al final rechazaron hacerla juntos porque Cruciani negó el acuerdo. Una alianza inentendible.

Comentá la nota