Juntos pero no amontonados

Las alianzas opositoras tienen límite. En la Provincia, Solá, Macri, Cobos y la Coalición Cívica tienen preferencias para unificarse de cara a las legislativas. Algunos coquetean en varios frentes y otros se critican

A pesar de que se están conformando dos frentes opositores, aún no están cerradas todas las posibles alianzas. El líder del Pro provincial, Jorge Macri, no descartó que el sector del vicepresidente Julio Cobos pueda sumarse al espacio que ese partido está conformando con Felipe Solá y al que aspiran que se sume Francisco De Narváez. “Sería bueno que tres dirigentes con aspiraciones tan importantes las puedan posponer para conformar un frente opositor”, dijo el legislador bonaerense de Pro en relación a una posible alianza entre Macri, Solá y Cobos.

Desde el cobismo, en cambio, apuestan fuertemente a la unión con el radicalismo ortodoxo y la Coalición Cívica, con los que las conversaciones están más avanzadas. Aunque los ex aliados radicales del kirchnerismo no descartan el diálogo con los peronistas disidentes y el Pro, consideran que una alianza electoral no sería posible.

Del otro lado, lo concreto es que la prioridad, tanto para el Pro como para Solá, primero es consolidar la unión de las dos fuerzas y recién después avanzar con De Narváez.

En relación a la Coalición Cívica, Solá ya rechazó acordar con Elisa Carrió. Al igual que el actual diputado nacional, desde el Pro Jorge Macri consideró que la dirigente es “funcional al kirchnerismo”, ya que “cada vez que hay una reunión de la oposición, critica, agrede, separa”.

Por el contrario, la referente de la Coalición Cívica en la Provincia, Margarita Stolbizer, está mejor considerada a la hora de pensar en posibles alianzas electorales. Para Macri es una “dirigente importante”, con “mucho sentido común”.

Sin embargo, la líder del grupo Gen criticó la unión Solá-Macri. “Se acumulan nombres conocidos” pero no se construyen “alternativas”, sentenció.

Comentá la nota