*Junto con Tobares, vuelve el tema salarial

Tres gremios hacen cola para obtener respuestas a reclamos salariales en un año que será muy tenso: ATE. ATEN y UPCN. Cada uno de ellos protagoniza algún conflicto, mientras tanto. Vuelve a la acción el ministro Jorge Tobares, con poco margen para negociar.
A partir de la próxima semana, comienza a jugarse un ajedrez bajo presión muy importante entre los gremios estatales y el gobierno de Jorge Sapag, en una partida que difícilmente de tablas, y que tiene como motivo disparador la cuestión salarial.

Esta cuestión elemental, es en Argentina un tema difuso, porque no hay estadísticas certeras ni confiables sobre la realidad del aumento del costo de vida. No hay por tanto una guía "oficial", y cada sector interpreta a su manera el desfase del poder adquisitivo producido por la inflación.

Con el retorno del ministro de Gobierno, Jorge Tobares, se larga extraoficialmente esta pulseada, que cobrará protagonismo central -una vez más- con la participación de tres gremios fundamentales: ATE, UPCN y ATEN. Estos tres sindicatos se disputan una misma torta, la que administra el Ejecutivo que conduce Jorge Sapag, y que no contempla incrementos salariales, según el proyecto de presupuesto que ya está en la Legislatura (que recién sesionará a partir del primero de marzo).

ATE llega con conflictos en el Tribunal de Cuentas y en el Registro Civil, dos ámbitos acotados. Pero detrás de esos conflictos se agazapa la presión del conjunto de vericuetos burocráticos y operativos que incluye el universo dramáticamente costoso de la administración pública.

UPCN también está en conflicto, con su representación en Desarrollo Social. Viene de una insólita represión contra un pequeño grupo de empleadas del ministerio de Desarrollo Social, que encendieron unas cubiertas durante unos minutos y después la apagaron. El miércoles se sentará con representantes del Ejecutivo, con un petitorio bajo el brazo que incluye un pedido de recomposición salarial de 1.000 pesos, y reclamo por la rápida instrumentación de paritarias por sector.

Los maestros de ATEN, mientras, ya anticiparon que esperan el llamado gubernamental para los próximos días. Antes de iniciar el ciclo lectivo, quieren una respuesta a sus demandas salariales. El año pasado cerró sin respuestas a sus reclamos; ahora, vaya a saber cuál será la exigencia, pero a nivel nacional ya se hablaba de no menos un 15 por ciento como piso para la discusión del 2010.

Vuelve Tobares, y el "gran negociador" tendrá que comenzar una estrategia distinta: tiene poco margen, porque el gobernador Sapag ha repetido muchas veces que en el primer semestre los salarios públicos deberán permanecer en el freezer.

Comentá la nota