Junto a Gioja y de Vido, Barrick Gold tuvo su foto en la Rosada por el ambicioso proyecto Pascua Lama

Los directivos de la minera canadiense fueron recibidos por Cristina: se habló de millonarias inversiones, puestos de trabajo y cantidades de oro a extraer. De control ambiental, glaciares y ganancias, ni una palabra.
El Gobierno anunció ayer el inicio de la construcción del proyecto binacional minero Pascua Lama, primero de su tipo en el mundo que demandará una inversión superior a los 3.000 millones de dólares y que estará ubicado en la provincia de San Juan, cerca de la frontera con Chile. El emprendimiento, que generará 5.500 puestos de trabajo para su construcción y 1.600 durante la posterior producción, estará a cargo de la minera Barrick Gold de Canadá, la multinacional dedicada a la extracción de oro más grande del mundo.

El anuncio se realizó en la Casa de Gobierno luego de una audiencia que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner concedió a los directivos de la compañía, de la que participaron también el gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y representantes de la Embajada de Canadá.

El secretario de minería, Jorge Mayoral, explicó en conferencia de prensa los detalles del proyecto que, destacó, se lleva a cabo en el marco del Tratado de Integración Minera Argentino Chileno, "una herramienta fundacional que promueve el desarrollo minero en la zona de frontera entre ambos países", dijo.

"Se construye Pascua Lama, uno de los principales proyectos mineros de oro y plata del mundo aún no desarrollados", explicó Aaron Regent, representante de Barrick Gold, quien resaltó que se trata de un emprendimiento "ambientalmente sustentable que generará sustanciales beneficios para la el desarrollo regional".

Mayoral, por su parte, destacó que en la Argentina existe una legislación estricta sobre el tema ambiental y que tanto la Nación, como la provincia y el municipio donde estará ubicada la mina "se comprometieron a hacer un permanente monitoreo" sobre el particular.

La puesta en marcha de Lama Pascua demandará una inverión inicial superior a los 11.000 millones de pesos para alcanzar una producción anual promedio de 750 a 800.000 onzas de oro y 35 millones de onzas de plata en los primeros cinco años.

La expectativa de la empresa, de acuerdo con la proyección de su producción que comenzará a fines del 2012 o principios del 2013, es permanecer 25 años en la Argentina.

Por su ubicación, el emprendimiento constituye "un desafío", explicó Mayoral, porque está ubicado a 4.500 metros sobre el nivel del mar y requiere de procesos metalúrgicos muy avanzados y maquinaria de última generación. El secretario de Minería recordó que el anuncio de la concreción de este proyecto se realiza en coincidencia con el Día de la Minería.

La mina de oro y plata estará ubicada en el Valle del Cura, provincia de San Juan, y en la provincia de Huayco, en la Tercera Región de Atacama de Chile.

Comentá la nota