La Junta electoral falló a favor del senador Marcelo Honores

A pesar que desde el radicalismo tandilense se minimizaban las observaciones que las listas contrincantes internas habían denunciado sobre lo ocurrido en los sufragios tandilenses, ayer la Junta electoral provincial oficializó que dichos votos (197) fueron anulados.
Aún resta expedirse en torno al millar de impugnaciones que desde Tandil se presentó por lo ocurrido en el Partido de La Costa, donde el lunghismo concretó severas denuncias.

Sin embargo, la resolución de la Junta provincial no sorprendió al comité local, y si bien anoche se cortaron todas las líneas de comunicación para evitar confirmar la especie a la prensa, este Diario pudo corroborar que en efecto, desde el organismo provincial partidario se envió vía fax la confirmación a las autoridades locales.

Ya el radicalismo vernáculo había detallado que a propósito de los sufragantes que no figuraban en el padrón se había dispuesto urnas paralelas, pero entendiendo que dichos votos debían ser considerados válidos ante la "contundente" prueba que aquellos que votaron resultan radicales de la primera hora.

Sin embargo, las autoridades provinciales no lo vieron así, y en coincidencia con lo que habían observado los fiscales contrincantes, se desestimaron los sufragios en cuestión, pasando en consecuencia a 900 votos.

Ya desde el domingo por la noche habían surgido detalles acerca de las mesas impugnadas en Tandil, más precisamente en la escuela N° 2, como en María Ignacia (Vela) aunque el lunghismo las minimizó.

Las presentaciones de las listas contrincantes al candidato tandilense, dejaron trascender que se trataba de "maniobras reñidas con lo legal se dieron por partidarios de Carlos Fernández, secretario de gobierno de Miguel Lunghi en Tandil".

Una de las primeras mesas observadas con las presuntas irregularidades fue la N° 12, femenina, por haber introducido partidarios de Fernández en la urna 2 sobres (al menos) sin la firma de los fiscales y sin poder acceder a la verificación de las firmas de los votantes.

Por otro lado, en las mesas M 6,M 7,F 16 Y F 17 de Tandil y F 19 Y M 9 de Vela, se conformaron mesas adicionales para que sufragaran supuestos afiliados que no aparecían en los padrones de los presidentes de mesa ni de ningún fiscal, que previamente pasaban por la junta electoral donde les era entregado una constancia y se le indicaba la mesa en que votaban, por lo cual se procedió a la impugnación de dichas mesas, ya que dicho procedimiento esta expresamente prohibido por la legislación electoral y fue una de las recomendaciones dadas a todas las autoridades de mesa no dejar votar a aquellas personas que no estuvieran en padrones.

En esta condición, es decir, sin estar en padrón, sufragaron en el distrito tandilense unos 200 votantes (finalmente 197), lo que demuestra "una muy grave irregularidad en los comicios del distrito Tandil por parte de los partidarios de Carlos Fernández, candidato de la alianza Rapaca de Ricardo Alfonsín", se expresó desde la filas de Honores.

Todas las impugnaciones fueron realizadas en tiempo y forma, se labraron las actas correspondientes y quedó a decisión de la junta electoral de la provincia de Buenos Aires, cuestión que ayer, a pesar del silencio del comité local, se develó.

Comentá la nota