Junta Electoral bonaerense avaló candidaturas testimoniales

La Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires dio vía libre a las candidaturas "testimoniales" de los intendentes del Frente Justicialista para la Victoria, al considerar que no existen impedimentos legales para prohibir esas postulaciones.
Al rechazar la presentación del Acuerdo Cívico y Social, la Junta sostuvo que "no surge de la ley electoral provincial, ni de la Constitución Provincial, Constitución Nacional o de los tratados internacionales que forman parte del bloque de legalidad, ningún elemento que permita hacer lugar a las impugnaciones planteadas".

El organismo sostuvo además que si "se hiciera lugar a las impugnaciones, se estaría violando manifiestamente el principio de legalidad por prohibir una conducta sin basarse en la ley".

Esta decisión deja en pie entonces las candidaturas de cerca de 40 intendentes, en su mayoría del Conurbano, que encabezarán las listas de concejales en sus distritos.

Pero también incluye las candidaturas a legisladores provinciales del diputado nacional José María Díaz Bancalari o de los intendentes José Eseverri (Olavarría) y Gustavo Pulti (Mar del Plata), que tampoco ocuparían las bancas que obtengan en la Legislatura.

Los apoderados del Acuerdo Cívico habían impugnado las candidaturas testimoniales por considerar que los dirigentes no van a asumir las bancas tanto en los Concejos Deliberantes como en la Legislatura y, a partir de este revés, ahora les queda el camino de la apelación ante la Suprema Corte bonaerense.

También objetaban que esas candidaturas "adolecen de graves vicios institucionales pues esos candidatos ocupan cargos públicos a los que no renunciarán y que son incompatibles con los cargos que aspiran formalmente integrando una actitud política en detrimento y contradicción de lo institucional".

Al rechazar las impugnaciones, la Junta interpretó que "cuando estamos hablando de restricción a derechos y sobre todo uno de los derechos políticos más importantes que es el de ser elegido, la restricción legal debe ser clara y expresa".

El organismo provincial concluye que "no surge de la ley electoral provincial (ley 5.109), ni de la Constitución Provincial, Constitución Nacional o de los tratados internacionales que forman parte del bloque de legalidad, ningún elemento que permita a esta Junta hacer lugar a las impugnaciones planteadas".

"Si por el contrario, esta Junta hiciera lugar a las impugnaciones, allí sí se estaría violando manifiestamente el principio de legalidad por prohibir una conducta sin basarse en la ley", se indicó en el fallo.

La Junta, no obstante, admite que "podría considerarse disvalioso para el sistema institucional y éticamente reprochable que una persona se postule para un cargo a sabiendas que no asumirá", pero aclara que "sin embargo no es ilegal".

Además, señaló que "quien ejerce un cargo puede ser candidato a otro, en tanto y en cuanto al momento de la asunción renuncie a alguno de los dos, por lo que no se le puede vedar

dicha posibilidad".

Por otra parte, la Junta Electoral sostuvo, al fundamentar su resolución, que "debe hacer primar el principio rector del derecho electoral, que es el principio de participación".

Y luego compartió lo expresado por la Justicia Federal sobre el tema en el caso de las impugnaciones a Daniel Scioli y Sergio Massa.

"Llevar al rango de `engaño, señuelo o carnada la postulación de estos candidatos es una conclusión que no puede compartirse, al menos sin desmedro de la autoridad que al electorado cabe reconocer en un sistema democrático. Mas aun entiendo que ello resultaría discriminatorio", subrayó.

Finalmente, y a pesar de rechazar las impugnaciones, la Junta Electoral exhortó a los poderes del Estado a que "aborden la regulación que prevea situaciones como la presente" mediante la sanción de alguna ley.

Comentá la nota