La Junta Docente acusó al Gobierno de negar recursos

Una protesta de docentes en los trámites que se realizan durante el llamado "período de tachas" en la Junta de Calificación de Méritos y Disciplina, confluyó en la denuncia de la presidenta de la entidad, Estela Ortega, por la falta de recursos solicitados al gobierno provincial, que por ahora no tienen respuestas satisfactorias.
Ayer a la mañana docentes que se encontraban en la escuela Alberdi protestando por las demoras ocasionadas en la Junta al momento de impugnar los resultados de la evaluación realizada por la Junta. El hecho es que se había caído el sistema informático para ver los datos y, de ser necesario, corregirlos. A ello se sumaba que la Junta solo está dando 250 números por día para atender las impugnaciones de los educadores. Con la caída del sistema, se generaban demoras y, según lo indicaron docentes que denunciaron esta situación, ello provoca que pierdan el día para hacer los reclamos, sin tener mayores posibilidades de pedir otra jornada en la escuela para hacer el trámite. "Si bien se pueden pedir artículos, el problema es que los directores están posibilitando esto solo a dos docentes por día", contaron. A ello agregaron que anteriormente las impugnaciones eran presentadas ante las instituciones educativas a las que pertenecía cada docente, sistema con el que se evitaba que todos deban presentarse en Salta Capital para hacer los reclamos.

"Si, era así. Pero el problema es que solo tenían 10 días para hacer el reclamo y hasta que llegaban las impugnaciones y se las corregía, ese tiempo a había pasado", dijo la presidenta de la Junta al responder a las denuncias. Agregó que esto acarreaba que las calificaciones salgan sin las correcciones, en el cuadro definitivo. Frente a ello, se estableció que el trámite sea personal ante la Junta, para evitar que los docentes sigan toda una vía administrativa que, dijo, los terminaba perjudicando.

"Todos atendidos"

Si bien el miércoles también se "cayó el sistema", cuando fue arreglado se dio atención a la totalidad de los docentes que habían recibido número. "No hay recursos y por lo tanto no se puede mejorar el sistema", agregó en reproche a la falta de atención del Ministerio de Educación a los pedidos realizados por la Junta. Indicó que la respuesta fue la incorporación de solo cuatro computadoras. Otra de las quejas fue que no se otorgó una locación independiente, como se había solicitado, y por lo tanto tuvieron que atender los trámites en el salón de la Escuela Alberdi, en donde paralelamente había clases.

Comentá la nota