En junio se aceleró depreciación del peso

• Implica un fuerte aumento de la competitividad internacional para la producción argentina
El peso se depreció el 3,8% en términos reales en junio, contra la canasta de monedas de los principales socios comerciales de la Argentina, informó ayer el BCRA. Así lo revela el aumento del índice de tipo de cambio real multilateral que elabora el organismo, lo que significa una fuerte ganancia de competitividad para la producción nacional. En línea con este informe del Central, según la última medición del índice Big Mac que confecciona la revista británica The Economist, el peso se encontraría devaluado con respecto al dólar en un 15%.

Con este dato, la entidad que conduce Martín Redrado busca apoyar la idea de que la economía local no requiere un mayor impulso del dólar para mejorar la competitividad de las empresas. El Central consignó que con respecto a los tres principales socios comerciales de la Argentina (Brasil, la zona del euro y Estados Unidos, que en conjunto representan más de las dos terceras partes de nuestro comercio), «existe una significativa depreciación real».

También en términos nominales se verificó una devaluación generalizada del peso frente a las 18 monedas que componen la canasta. En particular, se observó una fuerte depreciación nominal del peso en junio en relación con el real de Brasil y el euro, del 6,8% y el 3,7%, respectivamente. En el caso del dólar estadounidense, la devaluación fue del 1,1%; el 1,0% contra el yuan, del 2,7% frente al peso uruguayo y del 7,2% con respecto a la libra.

De acuerdo con los datos del Central, el tipo de cambio real multilateral aumentó el 18,8% en los primeros seis meses del año. Ocurre que este índice está ajustado por inflación y se utiliza como deflactor al cuestionado IPC que publica el INDEC. Por eso, aunque el ritmo de inflación disminuyó considerablemente en 2009 con respecto a las muy altas tasas de todo el año pasado, de tomarse en cuenta la variación del IPC medida por las consultoras privadas, la depreciación del peso habría sido algo menor, en el orden del 14% al 15%.

Roberto Frenkel, en un ar-tículo reciente, señaló que «la canasta de monedas que integra el tipo de cambio multilateral argentino se depreció significativamente entre setiembre y octubre de 2008». En ese momento, el BCRA decidió no acompañar las devaluaciones de los socios comerciales y, aunque fue incrementando el ritmo de la devaluación nominal desde octubre pasado, según sus cálculos, el tipo de cambio real multilateral en mayo aún estaba apreciado el 16% en relación con su nivel de diciembre de 2006.

Entonces, habría sido la posterior apreciación de las monedas de los socios comerciales (en lo que va del año, el real recuperó más del 17% contra el dólar y el euro hizo lo propio en un 3%) lo que explica esta devaluación del peso frente a la canasta que compone el tipo de cambio multilateral.

Comentá la nota