Junín tendrá un fondo de emergencia para producciones agropecuarias no tradicionales

El presupuesto municipal para el año 2010 creará a nivel local un Fondo de Emergencia Agropecuaria para actividades no tradicionales. Este fondo será afectado y contará con $50.000 anuales y acumulativos, destinados a asistir situaciones de emergencias en aquellas actividades productivas no tradicionales que se vean afectadas, cuando factores de origen climático, telúricos, físicos o biológicos, que no fueren previsibles o siéndolo fueran inevitables, por su intensidad o carácter extraordinario, afecten la producción o la capacidad de producción.
Este fondo será afectado, lo que significa que podrá utilizarse, si sólo sí, se presentan las condiciones de emergencia planteadas. Será acumulativo con el objeto que si en el año 2010 no hay condiciones de emergencia el fondo se sumará en el presupuesto del año 2011.

Estas condiciones de afectación y acumulación tienen una importante significación ya que si en varios ciclos productivos no se presentan condiciones de emergencia se podrá acumular un fondo económico de relevancia como, para desde lo local, poder resolver situaciones cada vez más extremas en este tipo de actividades.

¿Por que planteamos la creación de este fondo?

La historia de la producción agropecuaria de Junín está marcada por las actividades productivas tradicionales. En los últimos 20 años la superficie agrícola sembrada aumentó un 49 % pasando desde la campaña agrícola 90/91 con 90.300 has sembradas, a la campaña 2007/08 con una superficie sembrada de 134.000 has.

El avance de la superficie sembrada está marcada por el incremento principalmente de la superficie de soja representando en los últimos 20 años un incremento del 87 %.

El avance de la superficie destinada a la agricultura, como consecuencia de la disminución de la rentabilidad del resto de las actividades, actuó en detrimento de las producciones llamadas no tradicionales, más allá que durante años en nuestra localidad se vienen desarrollando, y que por menor escala, terminan teniendo menor rentabilidad.

La realidad se manifiesta en el desplazamiento y disminución de las producciones ganadera bovina y porcina, la actividad apícola, la horticultura, por dar ejemplos de producciones locales afectadas en la disminución de unidades económicas.

Esta nueva estructura económica agropecuaria local es la materialización en el territorio de las políticas nacionales.

Ante esta realidad básicamente tenemos dos opciones, esperar que las políticas nacionales cambien y generen un mayor equilibrio en la utilización del uso del suelo, que sería lo ideal adoptando una actitud meramente adaptativa, o tratar de intervenir con propuestas propias aportando acciones pro activas.

Desde el gobierno local ante la falta de políticas nacionales tendientes a equilibrar el uso de suelo, tomamos la segunda opción, intervenir con acciones de Estado que en el corto, mediano y largo plazo tiendan a cambiar y consolidar una estrategia que a través de diferentes reglamentaciones o con aportes económicos locales permitan sostener aquellas actividades que hoy están en riesgo rentable.

Intentando cambiar la matriz productiva local, la estrategia que nos planteamos está orientada a sostener y fortalecer las actividades productivas no tradicionales, como el sector apícola, a través del Programa Integral de Producción Apícola, sala de extracción de miel, futura sala de chacinados de Agustín Roca, propuesta de regulación de la actividad de feed lot, proyecto de construcción de laboratorio y planta de biocombustibles, plan de producción de aromáticas, entre otras acciones.

Tal vez este fondo para algunos sea un monto poco significativo o para otros un exceso, pero considero que lo importante es la decisión política de hacerlo, de algún día comenzar, que algún día sea el día cero, y que ante una emergencia, esperemos no suceda, por una vez nos ubique delante de los hechos.

Es necesario comunicarlo, decirlo, contarlo, porque seguramente por estos días ante tanta información de tantos ámbitos y porque cuando se discuta el presupuesto la atención estará en otras cuestiones, una acción tan importante como esta pasará sin ser percibida.

Comentá la nota